La Junta invierte 1,1 millones en un seguro de responsabilidad por daños del lobo

Ataque de lobo

El seguro tiene por objeto atender las indemnizaciones derivadas de cualquier responsabilidad atribuida a la Junta de Castilla y León para cubrir los daños materiales y perjuicios ocasionados a terceros.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha informado al Consejo de Gobierno del acuerdo de contratación, por importe de 1,1 millones de euros, del seguro de responsabilidad de la Administración de Castilla y León por los daños y perjuicios causados por el lobo ibérico al sur del río Duero, por el oso pardo en toda su área de distribución y por la avutarda en la Reserva Natural de las Lagunas de Villafáfila, además de por las especies cinegéticas en reservas autonómicas, cotos y zonas de caza controlada, y terrenos vedados propiedad de la Junta que ya estaban asegurados.

  

El seguro tiene por objeto atender las indemnizaciones derivadas de cualquier responsabilidad atribuida a la Junta de Castilla y León para cubrir los daños materiales y perjuicios ocasionados a terceros, así como los costes y gastos judiciales y extrajudiciales ocasionados por la fauna silvestre no cinegética, en concreto por las especies citadas. A su vez, supone una reorganización de todos los seguros para las indemnizaciones por fauna silvestre.

  

Esto supone una ampliación de la póliza actualmente vigente que desde 2001 incluye también los daños provocados por las especies cinegéticas en las reservas regionales de caza, cotos de caza, zonas de caza controlados, Refugios de fauna declarados por la Junta de Castilla y León y terrenos vedados propiedad de la Administración autonómica.

  

En este último caso, daños en las reservas regionales de caza, el seguro entrará en vigor el 1 de enero de 2017, fecha en que finaliza la póliza actualmente en vigor.

  

El protocolo de funcionamiento establece que ante una reclamación deberá intervenir un agente forestal o medioambiental o un celador de medio ambiente, quien evaluará y redactará un parte de siniestro que a su vez deberá ser informado por un técnico de la Consejería.

  

Si la reclamación es estimada, la compañía aseguradora indemnizará a los perjudicados según los baremos oficiales en un plazo máximo de 15 días desde la recepción de la documentación.

  

La Consejería elabora desde finales del pasado año la puesta en marcha del seguro de responsabilidad que permitirá agilizar notablemente el pago de las indemnizaciones, que se pondrá en marcha en los cinco primeros meses de 2016.