La Junta intentará mejoras en inversiones en carreteras, donde ve unas cuentas con claroscuros

De Santiago Juárez (I) y Del Olmo (D)

La Junta de Castilla y León trabajará por mejorar el proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado de 2014 para la Comunidad Autónoma con especial atención a las partidas destinadas a las inversiones en carreteras, donde ve el "gris marengo" de unas cuentas con "claroscuros" y diferentes tonalidades de ese color.

Así lo ha reconocido el portavoz de la Junta y consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, en un análisis "sosegado y tranquilo" de un proyecto de Presupuestos que, "como la vida misma", tiene un "abanico de tonalidades de grises", con datos "especialmente positivos", como las inversiones en ferrocarril, y otros menos buenos, como la falta de avances significativos en carreteras como la Autovía del Duero o la A-60 entre Valladolid y León con "sólo" 4,6 millones para el tramo Valladolid-Villanubla.

En este sentido, ha abogado por poner "un puntito de optimismo" a esa gama de grises desde el convencimiento de que el proyecto de Presupuestos del Estado se podrá mejorar en el trámite parlamentario, por lo que la Junta se dirigirá a los diputados y senadores del PP para que incluyan enmiendas en algunas partidas que permitan incrementar las iniciales dotaciones para carreteras.

"Es lo más importante y lo vamos a intentar", ha afirmado De Santiago-Juárez, que ha reconocido que el Estado prevé destinar "recursos muy escasos" para las carreteras de Castilla y León. "Si algo hay positivo es que se centralizan en la variante de Aranda y en Ronda Este de Valladolid", ha significado el portavoz, que ha destacado que, "por lo menos", se concentre la inversión en un par de infraestructuras y no se dispersen las partidas, a lo que ha sumado la intención de buscar fórmulas para la culminación de la Ruta de la Plata.

De Santiago-Juárez ha aprovechado la ocasión para recordar que en los siete años de Gobierno socialista que coincidieron, además, con una época de bonanza económica, no se impulsaron esas infraestructuras por carretera con paralizaciones e incumplimientos de fechas anunciadas en el Consejo de Gobierno celebrado en León.

En este sentido, ha reiterado la voluntad de la Junta de "exigir" al actual Ejecutivo central que "retome con fuerzas" esas infraestructuras en cuanto la situación económica lo permita y crezcan los ingresos públicos.

Para el portavoz de la Junta, la mejor noticia del proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2014 hace referencia al cuadro macroeconómico, ya que "tras una prolongadísima crisis" prevé un crecimiento del PIB del 0,75 por ciento y la creación de empleo neto, unos datos que, a su juicio, deben generar esperanza y confianza entre los ciudadanos.

PRIORIZACIÓN DEL GASTO SOCIAL

Del mismo modo, ha destacado que se aprecia una flexibilización del objetivo del déficit y ha significado la "priorización absoluta" de la faceta social de un proyecto de Presupuestos Generales del Estado "austero, complicado pero adecuado a la situación, y realista" que, sin embargo, deja las inversiones en un segundo plano y donde ha apreciado las distintas tonalidades de grises con "recursos muy escasos en carreteras".

Dicho esto, ha admitido que "lo más negativo" de esas cuentas generales es el pago de la deuda para corregir un déficit "descomunal" que, "por muy duro que sea, habrá que seguir reduciendo" y que obligará a mantener la "tensión" para dar "el mejor uso posible" al "escaso" dinero de las administraciones públicas donde la "necesidad ineludible" es la consolidación fiscal.

El portavoz de la Junta ha aprovechado la ocasión también para cargar contra un modelo de financiación autonómica que "nació fracasado" para los intereses de Castilla y León y como un "traje a medida", ha ironizado en referencia a las afirmaciones entonces de los socialistas, que se ha quedado "estrecho, estrecho, estrecho".

"No vean cómo nos tiran las sisas", ha advertido De Santiago-Juárez, quien, tras asegurar que la comunidad autónoma lo está pasando "fatal", ha vuelto a abogar por una reforma del modelo "más pronto que tarde" --ha apuntado a la próxima primavera-- que se ajuste a las necesidades de Castilla y León recogidas en el Estatuto de Autonomía y que, según ha aclarado, "no son un capricho".