La Junta insiste en su modelo pero recuerda la libertad de los ayuntamientos para abrir comedores en verano

José Antonio de Santiago Juarez.

La Junta tiene previsto atender las necesidades a través de la Red de Protección a las Familias, pero recuerda que los ayuntamientos tienen la gestión de los colegios y pueden decidir. En Salamanca y Valladolid el PSOE ha planteado la fórmula de abrir ampliando 'Conciliamos'.

La Junta de Castilla y León tiene previsto mantener el modelo que aplicó el año pasado, pese al anuncio del Ayuntamiento de Valladolid y la petición del grupo socialista en el de Salamanca para que se abran durante el verano y prevenir situaciones de malnutrición. Sin embargo, esta opción se ha planteado como una posibilidad dentro del programa 'Conciliamos' de verano y con la cooperación entre la Junta, los ayuntamientos y las empresas concesionarias del servicio de comedor.

 

La decisión está en manos de los consistorios porque son los que tienen las competencias en los colegios. En Salamanca, el planteamiento del PSOE sería hacerlo de esta manera, a través del programa de conciliación, permitiendo nuevas inscripciones para que los alumnos no vayan solo a comer, lo que podría estigmatizarles, sino al resto de actividades previstas en este programa y que, después, se queden a comer. Se haría con dos colegios de la capital.

 

Según respuesta de la Junta de Castilla y León, este verano no se abren los comedores escolares porque el sistema para atender las necesidades de las familias en riesgo es a través de la Red de Protección a las Familias de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades. Los casos que detecta la red centinela se atienden inmediatamente y se solucionan las necesidades básicas que planteen, con especial prioridad en el caso de los menores.

 

El consejero de la Presidencia y portavoz de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez, ha recordado al Ayuntamiento de Valladolid que puede "hacer lo que quieran" con los colegios de su titularidad ante la posibilidad de que se abran algunos comedores escolares en verano. No obstante, De Santiago-Juárez ha reseñado que Castilla y León tiene un modelo que de "éxito" que cuenta con el respaldo de organizaciones como Cáritas y Cruz Roja, por lo que ha insistido en que el Ejecutivo regional no se saldrá de su "modelo". "Desde su autonomía el Ayuntamiento puede hacer lo que quiera con los centros de su titularidad", ha concluido.

Noticias relacionadas