La Junta Gestora repartirá las funciones de cada miembro para comenzar a construir el equipo desde cero

Sin entrenador ni cuerpo técnico y solo cuatro jugadores con contrato, el Guijuelo tiene que hacer los deberes demasiado rápido

El CD Guijuelo tiene trabajo… y mucho. Después de agotar el plazo para obtener el aval y que el equipo no desapareciera, una Junta Gestora se hará cargo de las riendas del equipo durante solo el próximo año. En total, serán doce las personas que formen parte de este proyecto y cada una tendrá una función diferente: ocho miembros pertenecen a la anterior directiva y cuatro a los representantes de las peñas.

Por tanto, en los próximos días se definirán las funciones de cada uno de los integrantes de los nuevos ‘directores’ que ocuparán parcelas distintas con el objetivo de construir una plantilla de garantías para mantener al equipo un año más en Segunda B.

Uno de los que estará en esa Gestora es el anterior presidente, Jorge Hernández, aunque su deseo es el de estar más en un segundo plano “y dejar el protagonismo a otros aunque yo echaré una mano en todo lo que pueda durante este año”. ¿Y después? “Esperemos que alguien se presente y lleve al equipo”, señala Hernández.

Solo cuatro jugadores tienen contrato
En el apartado deportivo, el CD Guijuelo tiene mucho trabajo por hacer porque tan solo cuatro jugadores de la plantilla del año pasado tienen contrato. Se trata del veterano Chema, el ‘artista’ Romero, Jonathan (tiene que superar una rotura del cruzado) y Garban, que se perdió el año pasado y ha sido operado de una hernia discal, y se encuentra en pleno proceso de recuperación.

Por tanto, los salmantinos deben fichar al menos 15 jugadores o intentar renovar a algunos de los integrantes de la plantilla del año pasado que hizo historia luchando por los play off hasta el final con un juego brillante en una categoría como Segunda B de la mano de Imanol Idiakez, que ha recalado en el Real Unión.

Otro punto fundamental es buscar un entrenador de garantías aunque según ha podido saber TRIBUNA, Hernández ya ha tocado a varios entrenadores de Tercera División por lo que el ajuste del presupuesto será la nota predominante. Otra posibilidad es que Pedro Martín, segundo de Imanol y hombre de club se puede hacer con las riendas del equipo.

Pero sin duda, el gran problema es el tiempo, ya que en pleno mes de julio y a pocas fechas de empezar la pretemporada aún no hay equipo ni quien lo comande, pero por lo menos el Guijuelo estará un año más en Segunda División B.