La Junta formaliza un recurso contra la orden ‘Vinos de España’

Respuesta. La Administración central recuerda que la Audiencia desestimó un recurso similar al presentado por la Consejería contra la Orden que establece la indicación geográfica Viñedos de España
Ical

La Junta de Castilla y León presentó el miércoles ante la Audiencia Nacional un nuevo escrito de formalización de demanda contra la Orden del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino por la que se reconoce y regula la indicación geográfica Viñedos de España, para los vinos con derecho a la mención tradicional Vino de la Tierra, publicada en el Boletín Oficial del Estado del pasado 30 de julio. La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, declaró que a través de esta Orden el Estado aprueba una denominación idéntica a la de 2006.

Frente a dicha denominación, el Gobierno procedió a su impugnación en vía contencioso-administrativo, al tiempo que presentó una denuncia ante la Comisión Europea por entender que la misma perjudicaba gravemente los intereses del sector en Castilla y León. Como consecuencia de estas actuaciones, la Orden ministerial del año 2006 fue jurídicamente anulada. En este sentido, recordó Clemente, las pretensiones que actualmente tiene el Gobierno en la nueva Orden, publicada el 30 de julio en el BOE, “son idénticas a las planteadas en 2006”.

Respecto al recurso, destacó que en esta ocasión se presentan dos aportaciones nuevas a la Audiencia Nacional que no se encontraban en la documentación de 2006. Se trata de dos informes que, según Clemente, demuestran que la Junta tiene razón.

La consejera recordó que el sector vitivinícola de Castilla y León es uno de los más importantes dentro de la industria agroalimentaria regional, ya que desde el punto de vista productivo la Comunidad, con 75.000 hectáreas de viñedo, es la cuarta región española en superficie y cuenta con una industria de transformación con más de 540 bodegas y un volumen de ventas que supera los 440 millones de euros al año, el 6,2 por ciento de la facturación agroalimentaria regional. El resultado del trabajo realizado con el sector productor y transformador ha llevado al reconocimiento de nueve DO (Bierzo, Cigales, Ribera de Duero, Toro, Arribes, Arlanza, Tierras de León y Tierra del Vino de Zamora), dos menciones de calidad (Valles de Benavente y Valtiendas) y una de vinos de mesa (Vino de la Tierra de Castilla y León).

Respuesta del Ministerio
Por su parte, el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) recordó ayer a la Junta de Castilla y León que la Audiencia Nacional desestimó recientemente un recurso similar al presentado por la Consejería de Agricultura y Ganadería contra la Orden que establece la indicación geográfica Viñedos de España para los vinos con derecho a la mención tradicional Vino de la Tierra. Según señalaron fuentes del Ministerio, la orden “no excluye a Comunidad Autónoma alguna”, por lo que considera “totalmente falso” hacer una afirmación de este tipo.

Además, el Ministerio insistió en que el mantenimiento de la PAC más allá del año 2013 es una “prioridad” para el Gobierno de España, frente a las reiteradas afirmaciones “inexactas” de la consejera de Agricultura respecto a esta materia dentro de la Presidencia española de la UE. Fuentes ministeriales recordaron que esa prioridad para el Ejecutivo que dirige Zapatero, quedó expresada en el Consejo Consultivo de Agricultura celebrado el lunes.

Ayudas al ovino y caprino
Por otro lado, el Consejo de Gobierno aprobó una inversión de 386.831 euros para la realización de un proyecto piloto sobre trazabilidad del ganado ovino y caprino de la Comunidad, siguiendo los dictados de la UE sobre el seguimiento de la identificación de los animales desde el origen hasta el consumidor. La inversión para el proyecto piloto se destinará a material electrónico.