La Junta fija su objetivo principal en el campo: rejuvenecer el sector con la incorporación de los jóvenes

El 63 % de los agricultores españoles supera los 55 años y en Castilla y León, ese índice es ligeramente superior a la media nacional ya que el 60% de los profesionales tiene más de esa edad.

 

INCORPORACIÓN DE JÓVENES EN LA LEY AGRARIA

 

La Ley Agraria de Castilla y León, aprobada recientemente por las Cortes de Castilla y León, recoge dentro de sus actuaciones transversales la incorporación de jóvenes. La norma considera fundamental, tanto para asegurar el futuro del sector agrario como para el desarrollo económico y la vertebración territorial de las zonas rurales, llevar a cabo una política activa dirigida a los jóvenes.

 

Además de las actuaciones que se vienen desarrollando para su incorporación, la Ley establece medidas novedosas dirigidas a rejuvenecer el sector como la creación de un fondo de tierras disponibles o la prioridad en el acceso a los recursos agropecuarios locales.

La incorporación de jóvenes a la agricultura y la ganadería es una de las principales preocupaciones del sector en Europa, España y Castilla y León.

 

En el conjunto de la Unión Europea, el 50% de los agricultores tiene más de 55 años. En España, el índice de juventud es aún menor, dado que el 63 % de los agricultores es mayor de dicha edad. La Comunidad cuenta con una índice ligeramente superior a la media nacional ya que el 60% de los profesionales tiene más de 55 años.

 

El Gobierno autonómico, prueba de esta relevancia, viene apoyando a través del Programa de Desarrollo Rural, cofinanciado junto a la Unión Europea y al Gobierno central, la incorporación de capital humano y la modernización de explotaciones mediante ambas líneas de ayudas.

 

La primera línea de apoyo consiste en una ayuda a jóvenes de entre 18 y 40 años que quieran iniciarse en el sector. Los solicitantes podrán recibir entre 31.000 y 40.000 euros, siempre que realicen una inversión en su explotación de similares cuantías y que el tiempo de trabajo sea similar al de una jornada laboral completa.

 

En el caso de la modernización de explotaciones, el apoyo consiste en una ayuda del 50 % de la inversión en zonas desfavorecidas y del 40 % en el resto de zonas. Estos porcentajes se incrementan en diezpuntos más en el caso de que el beneficiario sea una persona joven.

 

La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, ha firmado este jueves la orden de la convocatoria de ayudas del 2014 que será efectiva tras su publicación en el Bocyl en los próximos días y cuenta con una partida de 40 millones de euros. 

 

Estas ayudas se convocan a pesar de no estar aprobado el Programa de Desarrollo Rural para el periodo 2014-2020, ya que la Unión Europea establece la posibilidad de su publicación para que la transición entre ambos periodos sea favorable para los solicitantes. Por este motivo, esta convocatoria se regirá por las normas establecidas para el anterior periodo de programación (2007-2013).

 

La principal novedad, dada la relevancia del sector porcino en la Comunidad, es que los jóvenes que se instalan por primera vez puedan poner en marcha explotaciones de porcino de capa blanca.

 

Para ello es imprescindible disponer de las autorizaciones ambientales correspondientes y de plazas autorizadas por los organismos responsables; en este sentido, es importante destacar que aunque estas inversiones supongan un incremento de las plazas existentes, tales actuaciones ya se admitían en porcino ibérico.

 

Las inversiones que se desarrollen en explotaciones porcinas requerirán para su aprobación que las explotaciones estén inscritas en el Registro de Explotaciones Ganaderas (REGA).También serán ayudados los traslados de estas explotaciones fuera del casco urbano por razones higiénico-sanitarias de interés público y las que se lleven a cabo para adaptar las instalaciones al cumplimiento de las nuevas normas comunitarias.

 

En la convocatoria del 2014 se mantendrán las nuevas modalidades de ayudas puestas en marcha en la última edición: apoyo a la primera instalación de agricultores jóvenes en una explotación agraria y que dediquen media jornada laboral, y ayuda a la primera instalación de un joven agricultor en una explotación agraria, aún cuando su cónyuge o pareja de hecho sea ya titular también de una explotación, siempre y cuando ambos creen una explotación de titularidad compartida y la inscriban en el registro.

 

Con esta modalidad se pretende seguir impulsando la titularidad compartida y potenciar que las mujeres sean titulares de explotaciones.

 

PERIODO 2007 - 2013

 

La Junta de Castilla y León ha concedido, en el periodo 2007 -2013, un total de 328 millones de euros en ayudas para ambas medidas. Este apoyo ha permitido que se haya incorporado al sector agrario, en ese periodo, un total de 3.038 jóvenes y se hayan modernizado 7.191 explotaciones.

 

Durante estos años, para incentivar que todos aquellos jóvenes que quieran dedicarse al mundo rural pudieran hacerlo, se han establecido en las ayudas los importes máximos que permita la Unión Europa.

 

INCORPORACIÓN DE JÓVENES EN LA NUEVA PAC

 

La nueva PAC 2014-2020 incluye mecanismos que van a facilitar la incorporación de jóvenes al sector agrario. En primer lugar la consideración preferente para la asignación de derechos de pago base procedentes de la Reserva.

 

Esta medida ya existía en el periodo actual y ha supuesto que en Castilla y León los jóvenes incorporados hayan recibido, desde el 2007, derechos de la reserva de Pago único por más de cinco millones de euros.

 

También se pone en marcha un nuevo apoyo a través de un pago directo. Por primera vez se instaura una ayuda directa a los jóvenes agricultores en el reglamento de pagos directos; una nueva ayuda a la renta para los jóvenes agricultores al comienzo de sus actividades agrarias para facilitar su instalación inicial y el ajuste estructural de sus explotaciones tras la instalación inicial. Esta ayuda supondrá en España alrededor de 100 millones de euros anuales.

 

La tercera medida es el mantenimiento del apoyo a la primera instalación con cargo a los fondos de Desarrollo Rural. En el marco del Reglamento de Desarrollo Rural, se mantiene como medida prioritaria el apoyo a la instalación de jóvenes agricultores con requisitos semejantes al actual periodo de programación.