La Junta espera que la fusión Unicaja/Ceiss culmine en los próximos días con el plácet de Europa

El comisario europeo Joaquín Almunia.

La Junta de Castilla y León valora “positivamente” que el comisario de Competencia, Joaquín Almunia, haya avanzado que la Comisión Europea ha aceptado las nuevas condiciones para la adquisición, que incluyen una nueva reducción de tamaño, plantilla y oficinas de la caja castellano y leonesa.

La Junta espera que, de manera inminente, la Comisión Europea de el visto bueno definitivo a la fusión de Ceiss y Unicaja y dejar atrás cerca de tres años de esperas y conflictos para cerrar la operación. Una esperanzan alimentada por el hecho de que el comisario Almunia ha asegurado que la Comisión aceptará los nuevos términos de la fusión, que implican la reducción del tamaño, todavía un poco más, de Ceiss y nuevos ajustes en plantilla y oficinas.

 

La viceconsejera de Política Económica de la Junta, Begoña Hernández, ha asegurado este martes que en los próximos días culminará el proceso entre Banco Ceiss y Unicaja una vez que la Comisión Europea (CE) dé el visto bueno a las nuevas condiciones para la adquisición de Caja España-Duero por parte de la malagueña. Así lo ha aseverado Hernández tras conocerse que el comisario europeo de Competencia, el español Joaquín Almunia, adelantase, en declaraciones a RTVCyL, que la Comisión Europea aceptaría las nuevas condiciones de adquisición de Banco Ceiss.

 

 

Hay que recordar que el pasado día 29 de enero el FROB acordó una modificación del plan de resolución de Ceiss y de los términos pactados con Bruselas para la resolución de este caso. Esta modificación establecía, entre otras cosas, que el volumen máximo de la cartera crediticia se reducirá un 10% adicional; el tamaño máximo del balance se reducirá un 15% adicional; la ratio objetivo de préstamos sobre depósitos será un 10% inferior a la prevista inicialmente en las regiones de principal actividad de Banco Ceiss; la reestructuración organizativa incluirá el cierre de un 5% más de oficinas y se mantendrá la disminución de plantilla prevista hasta el 31 de diciembre de 2014, con una reducción adicional del 5% antes del 31 de diciembre de 2016.

 

Sin embargo, esto no supone el plácet de la Comisión Europea a la fusión. El propio Almunia aseguró ayer, según recogen diversos medios regionales y andaluces, que no se ha adoptado ninguna decisión firme y que depende de los actores de la fusión, es decir, Unicaja y la propia Ceiss. No obstante, también se da por hecho el 'ok' de la Comisión Europea, que es el último trámite que falta para que siga adelante la fusión.

 

Al respecto, Hernández ha recordado que desde Castilla y León siempre se ha apostado por el final de este proceso y ha subrayado que Almunia lo que dijo "es lo que se va a producir en pocas horas o en pocos días" y que permitirá que surja un proyecto "que será positivo para Castilla y León y para su estructura financiera". Se trata, según la viceconsejera, de que "culmine un proceso que abra una nueva etapa que permita que el crédito pueda fluir para el sector productivo de la Comunidad".