La Junta entrega distinciones a 328 empleados por su trabajo en la Delegación de Salamanca

Se ha premiado a los trabajadores con 15, 25 y 35 años de servicio, así como a los 74 empleados públicos que alcanzan la jubilación.

El delegado territorial de la Junta, Bienvenido Mena Merchán, acompañado del secretario territorial, Fernando Díaz Torres, y de los respectivos jefes de servicio en Salamanca han procedido en la mañana de hoy a la entrega de las distinciones que, como cada año, reconocen la labor realizada por funcionarios y personal laboral en la delegación de la Junta de Castilla y León en Salamanca.

 

En total, 328 trabajadores han visto reconocida su trayectoria en la Delegación con la entrega de diversas distinciones, que han variado en función de los años de trabajo prestado a la Junta.

 

Por el cumplimiento de 15 años de servicio, en la modalidad de bronce, 27 empleados públicos han recibido sus distinciones. Por el cumplimiento de 25 años de servicio, en este caso de plata, 159 trabajadores han visto reconocidos sus años de trabajo en la Delegación Territorial. Por el cumplimiento de 35 años de servicio, 68 empleados de la Administración autonómica recogieron su insignia conmemorativa en la modalidad de oro.

 

Por el cumplimiento de la edad de jubilación, 74 empleados de la Delegación de la Junta en Salamanca recogieron una placa conmemorativa, que hace mención a todos los años desempeñados en la Administración.

 

condecoraciones junta

 

El delegado territorial, durante su intervención, agradeció a todos los empleados públicos que trabajan en la Junta en Salamanca su vocación que se traduce en un buen servicio a los ciudadanos “a quienes nos debemos y con quienes hemos contraído nuestra responsabilidad”.

 

Bienvenido Mena se ha referido a los cambios en la Junta de Castilla y León: “En estos últimos tiempos, la Administración ha evolucionado y ha tenido que adaptarse a los cambios que imponen las nuevas tecnologías y las exigencias de eficacia en la gestión. Todos vosotros, los que “solo” lleváis quince años en la Junta, los que cumplís 25 ó 35 y los que llegáis al final de la etapa laboral habéis demostrado que los cambios, las tecnologías, la modernización, por si solos, no garantizan el buen servicio. Son las personas que están detrás de una mesa, en un laboratorio, al volante de un vehículo oficial, visitando obras, tramitando ayudas, otorgando licencias, velando por la buena gestión de lo público quienes hacéis grande y eficaz esta administración, porque creéis en ella”.

 

Igualmente, el delegado ha destacado que “la Junta de Castilla y León es, ahora mismo, la institución que ostenta las competencias en casi todas las materias que afectan directamente a los ciudadanos; las implicaciones de esta administración son fundamentales en todos los ámbitos de desarrollo de nuestra organización social. Llevar a buen término esta responsabilidad depende, en gran medida, de vuestro trabajo y abarca desde la tarea aparentemente más insignificante o más ingrata hasta las grandes decisiones de los gestores”.