La Junta destina 64.000 euros para que las entidades locales desarrollen los programas 'Añoranza' y 'Raíces'

En el programa participan la diputación provincial de León y el Ayuntamiento de Salamanca, con 21 beneficiarios
El Consejo de Gobierno ha aprobado 63.972 euros para que las entidades locales puedan llevar a cabo la organización de los programas "Raíces" y "Añoranza" como instituciones idóneas para posibilitar a los ciudadanos castellanos y leoneses en el exterior el regreso a sus lugares de origen y reencuentro con sus familias. A su vez, estos programas permiten la posibilidad de participar en actividades de convivencia con residentes en la comunidad y el conocimiento de la situación actual de Castilla y León.

Esta subvención aprobada por el Consejo de Gobierno para las entidades locales se va a distribuir en 48.000 euros para el programa "Añoranza" en el que participan las diputaciones provinciales de León, Palencia y Zamora, y el Ayuntamiento de Burgos, con un total de 50 beneficiarios y, el resto, 15.972 euros se destinarán al programa "Raíces" en el que participan la diputación provincial de León y el Ayuntamiento de Salamanca, con 21 beneficiarios.

En junio de 2008 se firmó el "Protocolo General de Colaboración en materia de Emigración" entre Castilla y León y diversas entidades locales, que reconoce a las entidades locales firmantes -las diputaciones provinciales de León, Zamora y Palencia, y los ayuntamientos de Burgos y Salamanca- como instituciones idóneas para posibilitar a los ciudadanos castellanos y leoneses en el exterior el regreso a sus lugares de origen y el reencuentro con sus familiares.

El Plan Integral de Apoyo a la Ciudadanía castellana y leonesa en el exterior y a la emigración 2009-2012, puesto en marcha por el Gobierno autonómico, contempla la participación de emigrantes castellanos y leoneses en la vida cultural y social de la comunidad y el fomento de los lazos de identidad y permanencia con Castilla y León.

Este plan prevé el refuerzo de colaboración con las entidades locales en la organización de los programas "Añoranza" y "Raíces". El programa "Añoranza" permite posibilitar el regreso temporal de los emigrados a su tierra natal para que los castellanos y leoneses que una vez tuvieron que partir puedan sentirse un poco más cerca. En 2011 este programa tuvo 82 beneficiarios. El programa "Raíces" ofrece a jóvenes descendientes de castellanos y leoneses la posibilidad de conocer su lugar de origen, destacando el esfuerzo individual y colectivo que realizan para mantener vivos los vínculos desde su país de nacimiento con la tierra de sus padres y abuelos. En el año 2011, este programa contó con 45 beneficiarios.