La Junta destina 4,2 millones a la formación de 2.000 desempleados en la provincia de Salamanca

Foto: T.G.

El Ecyl ha organizado los cursos, que se impartirán a través de centros colaboradores y agentes económicos y sociales.

La Junta de Castilla y León formará a 2.000 desempleados en la provincia de Salamanca a través de los cursos del Servicio Público de Empleo de la comunidad, que serán impartidos en centros de formación y agentes económicos y sociales. El presupuesto de la subvención para estas acciones formativas es de 4.215.754 euros, lo que supone un aumento de 803.038 euros respecto al programa del año pasado.

 

El delegado de la Junta en Salamanca, Bienvenido Mena, y el gerente provincial de Ecyl, Pedro Grijalba, han sido los encargados de presentar la programación de los 127 cursos ofertados. Esta formación pretende ofrecer a los alumnos “una cualificación ajustada a las necesidades del mercado de trabajo, que atienda a los requerimientos de productividad y competitividad de las empresas y a las aspiraciones de promoción profesional y desarrollo personal de los trabajadores”, según ha explicado el delegado territorial.

 

Con esta formación, ha apuntado Bienvenido Mena, se persigue “suplir las carencias de aquellos trabajadores que no pudieron adquirir unos conocimientos a través de la formación reglada, o a aquellos que quieran completarla y obtener nuevos conocimientos en otras áreas de formación”.

 

Las necesidades formativas se han determinado teniendo en cuenta el carácter certificable de la formación, la demanda formativa de los sectores productivos, las tasas de inserción, las perspectivas de empleo y las ocupaciones más contratadas y ofertadas. En la selección de participantes se da preferencia a los colectivos considerados prioritarios por la Estrategia Española de Empleo.

 

Esta oferta formativa supone un incremento del 20 por ciento en el número de cursos y de un 23,5 por ciento en la cuantía destinada respecto a la oferta del año pasado. Destacan especialmente los incrementos de cursos en Salamanca y los municipios de su entorno, con un 30 por ciento, en Ciudad Rodrigo, con un aumento del 60 por ciento y en Guijuelo, donde la oferta formativa ha aumentado un 150 por ciento. En cuanto a las familias profesionales, destaca el incremento experimentado por los cursos de administración, comercio y hostelería.