La Junta destina 1,04 millones de euros al Ayuntamiento de Salamanca para avanzar en la ordenación del territorio

Solo Valladolid y Burgos recibirán un montante mayor que la capital charra.

La Junta de Castilla y León destinará más de 12 millones de euros --un 10 por ciento más que en la convocatoria anterior-- para colaborar económicamente con los ayuntamientos de más de 20.000 habitantes de la Comunidad, que se han comprometido por su parte a avanzar en la ordenación del territorio, un asunto que, según ha aclarado el consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, no se va a paralizar a pesar de que haya vacaciones o elecciones al Parlamento Europeo.

 

"En eso estamos y en eso vamos a seguir avanzando", ha reiterado De Santiago-Juárez, que ha anunciado que en un plazo aproximado de quince días dará a conocer el primer borrador del mapa de áreas funcionales estables para los ayuntamientos de más de 20.000 habitantes y sus alfoces, un documento que requerirá también una mayoría cualificada de 2/3 del Parlamento regional.

 

Para ello, la Junta de Castilla y León y esos municipios de más de 20.000 habitantes se han comprometido a crear desde mañana un grupo estable de trabajo con representantes de esos 15 ayuntamientos para definir esos límites para las áreas funcionales estables.

 

De Santiago-Juárez ha aprovechado la ocasión para diferenciar el mapa de las áreas funcionales estables para los ayuntamientos de más de 20.000 habitantes --las localidades de Laguna de Duero, en Valladolid, y San Andrés del Rabanedo, en León, se incluirán como excepción en las áreas de sus respectivas capitales-- de las unidades básicas de ordenación, en las que también trabaja su departamento con una propuesta ya sobre la mesa.

 

Así, ha explicado que las áreas funcionales estables contemplan nuevas  fórmulas más flexibles para mejorar la cooperación entre las ciudades de más de 20.000 habitantes y sus respectivos alfoces a través de mancomunidades de interés general urbanas, diferentes de las  mancomunidades rurales que exigen una cartera común y homogénea de servicios, que surgirán de una asociación voluntaria para asuntos como el agua, los residuos, el transporte periurbano o la policía local.

 

De Santiago-Juárez ha significado el acuerdo alcanzado en su día respecto al espíritu de esas áreas funcionales estables y las correspondientes mancomunidades de interés general urbana ante las diferentes realidades entre Valladolid o Ávila o Miranda de Ebro (Burgos) y Ponferrada (León).

 

Por otro lado, el consejero de la Presidencia ha previsto que en 2015 se pueda incrementar al menos un 10 por ciento la cantidad del fondo general para estos municipios que se ofrece con carácter incondicionado y podrá utilizarse libremente a criterio de cada localidad para operaciones corrientes, de capital o financieras, a excepción de Laguna de Duero y San Andrés del Rabanedo que han optado voluntariamente por condicionar ese dinero a inversiones, al parecer por problemas internos de tesorería y de fiscalidad municipal.

 

"Lo hemos entendido todos", ha explicado José Antonio de Santiago-Juárez. En concreto, Valladolid recibirá 1,64 millones, Burgos (1,15 millones) y Salamanca (1,04 millones), seguidos de León (974.215 euros), Palencia (786.246 euros), Ponferrada (739.104 euros), Zamora (727.307 euros) y Ávila (705.752 euros).

 

El resto del fondo general se ha distribuido entre Segovia (687.129 euros), Soria (632.355 euros), Aranda de Duero (607.911 euros), San Andrés del Rabanedo (602.611 euros), Laguna de Duero (567.771 euros) y Medina del Campo (563.880 euros).