La Junta descarta ya el copago sanitario o la aplicación de nuevos impuestos en 2012

Ha ensalzado además la medida destinada a agilizar el pago a proveedores, ya que reportará "beneficios" para las pymes
El portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Carlos Fernández Carriedo, ha reconocido que la Comunidad se verá obligada a realizar "esfuerzos" en 2012 para cerrar el ejercicio con un déficit del 1,5 por ciento cuando 2011 concluyó con un 2,35, aunque ha descartado la posibilidad de aplicar en la Comunidad del copago sanitario o nuevos impuestos que se sumarían a los introducidos en la recién aprobada Ley de Medidas Financieras.

"No lo negamos, asumimos que habrá que hacer un esfuerzo conjunto para salir de esta crisis", ha destacado, al tiempo que ha reconocido que las exigencias para Castilla y León serán "menores" al ser la cuarta comunidad menos endeudada de España.

De este modo ha insistido en que el PP no baraja el copago sanitario como una posible salida para alcanzar el 1,5 marcado por el Gobierno central ni la introducción de nuevos impuestos tras la aprobación de la Ley de Medidas que incluye nuevos tributos medioambientales y el 'céntimo sanitario' y que reportarán unos ingresos de 230 millones de euros.

El portavoz del PP en las Cortes de Castilla y León ha respaldado las medidas acordadas en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), ya que, a su juicio el Ejecutivo de Rajoy ha hecho más en dos meses que el de Zapatero en ocho años, un punto en el que ha recordado la posibilidad de devolver las entregas a cuenta de 2008 y 2009 en diez años y que supondrá 200 millones de euros más al año para la Comunidad.

De este modo, Fernández Carriedo ha ensalzado además la medida destinada a agilizar el pago a proveedores, ya que reportará "beneficios" para las pymes, además de valorar el margen de déficit marcado para las comunidades autónomas.

Asimismo el 'popular' ha defendido que la solución para financiar los servicios básicos no es recurrir al endeudamiento de forma ordinaria sino un cambio en un modelo de financiación que ha hecho "crack" y que "pone en peligro" los servicios básicos.

Finalmente, Carlos Fernández Carriedo ha señalado que el PSOE se basa en la defensa del modelo de Andalucía y que se centra en "más déficit y más deuda" y les ha recordado que Castilla y León no a retirado el recurso para reclamar los 724 millones de euros procedentes del modelo de financiación.

"Vemos un gobierno que dialoga con las comunidades autónomas y con una hoja de ruta para salir de la crisis", ha concluido.