La Junta declara contaminado por nematodo de madera de pino el monte de Sancti - Spiritus

Lo hace ya oficial señalando que hay que establecer, con una vigencia mínima de 4 años, una zona demarcada alrededor del monte infestado, conforme a lo establecido en un área de más de 68.000 hectáreas afectadas.

 

 

ZONAS AFECTADAS Y HECTÁREAS

 

Alba de Yeltes

713

Boada

1.199

Buenamadre

1.237

Cabrillas

855

Campillo de Azaba

204

Carpio de Azaba

6.748

Castillejo de Martín Viejo

918

Castraz

2.600

Ciudad Rodrigo

21.386

El Bodón

882

El Cubo de Don Sancho

325

Espeja

165

Gallegos de Argañán

1.699

Garcirrey

90

La Encina

1.255

La Fuente de San Esteban

7.164

Martín de Yeltes

5.706

Pastores

61

Pelarrodríguez

372

Retortillo

1.981

Saelices el Chico

1.595

San Muñoz

1.094

Sancti-Spíritus

9.795

Tenebrón

292

TOTAL

68.338

La Junta de Castilla y León, a través de la consejería de Medio Ambiente ha declarado contaminado por el nematodo de la madera del pino Bursaphelenchus xylophilus (Steiner et Buhrer) Nickle et al. la superficie arbolada del monte SA-3032 del elenco referido en los antecedentes, ordenando la ejecución de las medidas inmediatas expresamente establecidas por la Unión Europea (UE), según publica el Boletín Oficial de Castilla y león (Bocyl).

 

Así, hay que establecer, con una vigencia mínima de cuatro años, una zona demarcada alrededor del monte infestado, conforme a lo establecido y que se define con las siguientes referencias cartográficas: en torno a la zona infestada (el monte SA-3032 del elenco) se dibuja un arco de circunferencia de 20 km de radio que corte el trazado de la autovía A-62; alrededor del segmento de autovía resultante del corte, se delimita una zona tampón mediante una franja de 6 km, que, junto con la zona infestada, constituye la zona demarcada por Bursaphelenchus xylophilus, y que tendrá un total de unos 55 km de largo por 12 de ancho tal y como se contempla en el mapa adjunto en el Anexo II de la presente orden.

 

El área de la zona demarcada en el término de Ciudad Rodrigo se extenderá hasta el límite norte del término municipal para incluir completamente masas de especies sensibles en las inmediaciones de la zona delimitada por el párrafo anterior.

 

Dentro de esta zona demarcada se establecen 3 áreas:

 

- Zona infestada: Comprende la zona arbolada del monte descrito anteriormente.

 

- Zona de corta: Comprende una faja perimetral de 500 m en torno a la zona infestada.

 

- Zona tampón: Comprende el resto del área de la zona demarcada.

 

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente efectuará en la zona demarcada prospecciones visuales y controles sistemáticos encaminados a descubrir la presencia del organismo sobre plantas, maderas y productos derivados de ésta, de las especies sensibles al nematodo, con particular atención a las masas forestales e instalaciones de procesado de la madera.

 

Para poder realizar las prospecciones dentro de la zona demarcada y la toma de muestras en árboles asintomáticos, sintomáticos o en decaimiento los inspectores acreditados podrán entrar en las fincas donde sea necesario, junto con los medios de transporte y equipos apropiados para realizar el trabajo, de conformidad con lo previsto en el artículo 83 de la Ley 3/2009 de 6 de abril de Montes de Castilla y León y en el artículo 50 de la Ley 43/2002, de 20 de noviembre de Sanidad Vegetal.

 

MEDIDAS PREVENTIVAS

 

Tala y eliminación de la parte aérea de todas las plantas de especies sensibles, con recogida de muestras y análisis en laboratorio oficial designado por la autoridad competente. Un número pequeño de árboles asintomáticos se reservarán en base al párrafo segundo, apartado 3 del Anexo I de la Decisión 2012/535/UE, con fines científicos.

 

En total son más de 68.000 las hectáres afectadas en 24 localidades, siendo Ciudad Rodrigo la de mayor envergadura con  21.386 hectáreas.

 

¿QUÉ ES EL NEMATODO?

 

El nematodo de la madera del pino (NMP), Bursaphelenchus xylophilus, se considera una de las enfermedades de coníferas más peligrosas a nivel mundial. Presenta una enorme capacidad de dispersión a través de la circulación de mercancías (tanto de material vegetal como de otros productos transportados mediante embalajes de madera) y del vuelo natural de sus vectores (insectos xilófagos del género Monochamus).

 

Este nematodo tiene el estatus legal de organismo nocivo cuya introducción y propagación debe prohibirse en todos los Estados miembros de la Unión Europea, si se presenta en determinados vegetales o productos vegetales, tal y como preceptúa el artículo 3 del Real Decreto 58/2005, de 21 de enero, sobre medidas de protección contra la introducción y difusión en el territorio nacional y de la Comunidad Europea de organismos nocivos para los vegetales o productos vegetales, así como para la exportación y tránsito hacia países terceros.

Noticias relacionadas