La Junta de CyL dice ya se había solicitado la incapacitación de la madre hallada muerta junto a su hija discapacitada

La consejera de Familia, Milagros Marcos, ha anunciado este lunes que ya se había solicitado la incapacitación de la madre de 82 años que fue hallada muerta junto a su hija, discapacitada, en una vivienda de la localidad leonesa de Astorga.
VALLADOLID, 12 (EUROPA PRESS)

La consejera de Familia, Milagros Marcos, ha anunciado este lunes que ya se había solicitado la incapacitación de la madre de 82 años que fue hallada muerta junto a su hija, discapacitada, en una vivienda de la localidad leonesa de Astorga.

Marcos, quien ha presentado en las Cortes el Servicio Integral de Apoyo a las Familias en Riesgo de Desahucio, ha reconocido ante los medios, al finalizar su comparecencia, que ya se había solicitado la incapacitación de la madre, que en dos ocasiones había sacado de centros públicos a su hija, de 40 años, fallecida por carecer de los cuidados que precisaba tras la muerte de su madre.

La consejera, que ha abogado por ser "cautos" y ha hecho especial hincapié en la necesidad de no confundir ni extrapolar este hecho, ha recalcado que la joven había sido atendida en centros públicos pero que su madre la sacó para atenderla en casa, "con cariño" pero no con los correspondientes cuidados profesionales.

El suceso, "trágico y muy lamentable", quizá no hubiera ocurrido si no se hubiese optado por los cuidados familiares en detrimento de los profesionales, según Marcos, quien ha matizado que la capacidad de decisión sobre los servicios a los que podía acceder la hija, de 40 años, correspondía a la madre.

Por ello, a su juicio es "clara" la necesidad de aportar por los servicios profesionales, a lo que ha añadido el objetivo de la Junta de trabajar para garantizar la "atención directa" a "quienes más lo necesitan".

Cabe recordar que la Policía Local de Astorga (León) encontró a última hora del viernes los cadáveres de las dos mujeres, que llevaban muertas varios días en una vivienda de Astorga; la madre falleció por causas naturales y, posteriormente su hija, que sufría deficiencias físicas y psíquicas de importancia, falleció al carecer de los cuidados que precisaba.

Los intentos de la Policía Local para localizar a ambas mujeres se debían a un requisitoria de uno de los jugados de Astorga a consecuencia del proceso iniciado sobre la capacidad de la madre, dada su avanzada edad, de cuidar de la inválida, que sufría una importante afección psíquica y, entre otras dolencias, era invidente.