La Junta critica que Europa no tenga en cuenta la "expansión desmesurada" del lobo al Sur del Duero

El consejero de Fomento y Medio Ambiente insiste en cambiar la directiva europea porque la actual no admite que la especie ha aumentado su presencia en un territorio en el que está protegida y ataca explotaciones ganaderas.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha apuntado la dificultad que supone para controlar los ataques de lobo al ganado el hecho de que la especie está protegida al Sur del Duero, y ha insistido en un cambio de normativa porque la actual directiva europea no contempla la "expansión desmesurada" de esta zona.

 

El consejero ha trasladado este martes su compromiso para "tratar de mejorar" las reparaciones por los daños que ocasiona el lobo a fin de que se adapten a la pérdida "real" causada. En este sentido, ha considerado "muy intenso" el trabajo que desarrolla la Consejería para subsanar los daños ocasionados por el lobo, punto en el que ha puesto como ejemplo el menor periodo de pago del seguro, que actualmente se sitúa entre los 18 y los 25 días.

 

Una de las opciones que se han valorado ha sido el uso de mastines "con precaución" ya que pueden dar "problemas" con los viandantes y senderistas de la zona. "Todo esto no va a solucionar el problema ni mucho menos", ha aseverado antes de insistir en que la dificultad pasa precisamente por el hecho de que el lobo está protegido al sur del Duero y, por lo tanto, "no se pueden matar". Dado que la normativa europea no contempla la "expansión desmesurada" de esta zona, el consejero ha considerado que "la única opción es el cambio de régimen".