La Junta confirma que el patrimonio de la Cámara Agraria de Salamanca recaerá en el sector

(Foto: Chema Díez)

"Los bienes inmuebles procedentes de la liquidación del patrimonio que no hubiesen sido enajenados durante dicho proceso podrán ser objeto de venta, permuta o cualquier otro negocio jurídico de disposición", afirma la Junta de Castilla y Léon.

La Cámara Agraria de Salamanca está a solo unas semanas de ser historia debido a su próxima disolución. Al menos eso es lo que ha indicado la Junta de Castilla y León tras la sesión celebrada el lunes 8 de febrero en la delegación en Salamanca.

 

Allí, los seis miembros de la citada Comisión Gestora que asistieron presentaron su renuncia a presidir la misma cumpliendo con el plazo establecido en el apartado 1 del artículo 30.1 de la Ley 1/1995, de 6 de abril, de Cámaras Agrarias de Castilla y León. Ahora, la Consejería de Agricultura y Ganadería elevará a la Junta de Castilla y León para su aprobación, el acuerdo de extinción de la Cámara Agraria Provincial de Salamanca siguiendo los pasos legales que marca la normativa.

 

"Posteriormente una vez extinguida la Cámara Agraria Provincial de Salamanca se procederá a la liquidación de los bienes, derechos y obligaciones que integran su patrimonio, actuación que se llevará a efecto por una comisión liquidadora cuyas funciones, composición y régimen de funcionamiento se establecerán por la Consejería de Agricultura y Ganadería", señalan desde la Junta de Castilla y León.

 

"La comisión liquidadora tendrá como función la realización de los actos de administración y disposición que sean precisos para efectuar la liquidación de bienes, derechos y obligaciones que constituyen el patrimonio de la Cámara Agraria Provincial de Salamanca", apuntan.

 

Una vez concluido el proceso de liquidación, "los bienes inmuebles procedentes de la liquidación del patrimonio que no hubiesen sido enajenados durante dicho proceso podrán ser objeto de venta, permuta o cualquier otro negocio jurídico de disposición, en los términos previstos en la Ley 11/2006, de 26 de octubre, del Patrimonio de la Comunidad de Castilla y León, destinándose el producto obtenido, en todo caso, a fines de interés agrario", o lo que es lo mismo, reacerán de uno u otro modo en el sector primario.