La Junta autoriza la vacuna para todos los terneros al destete

‘Lengua azul’. Los sindicatos UPA y COAG celebran la aprobación de la Administración regional de una medida que evitará problemas de manejo del ganado a los 21 días a partir de los tres meses de edad
Chema Díez / Ical

Los sindicatos agrarios UPA y COAG valoraron como “positivo” el compromiso del director general de Producción Agropecuaria de la Junta de Castilla y León, Baudilio Fernández-Mardomingo, de permitir, a partir de la próxima semana, la vacunación de lengua azul de los terneros al destete, retrasando de esta manera la edad de aplicación de la vacuna.

Así se confirmó ayer tras una llamada telefónica del secretario provincial y regional de COAG, Aurelio Pérez, a Fernádez Mardomingo, debido al seguimiento que estas organizaciones hacen de la lengua azul.

Por tanto, esta medida es positiva para paliar “los problemas de manejo en las explotaciones de ganado vacuno que conlleva la aplicación de la vacuna y la revacuna frente al virus de la lengua azul en los animales a partir de los tres meses de edad, tal como establece la normativa vigente al respecto”.

Además, UPA y COAG solicitaron de nuevo la autorización para vacunar a los animales en la explotación de origen y poder efectuar la revacuna en los cebaderos, siempre que éstos se encuentren en Castilla y León, propuesta que Fernández-Mardomingo se comprometió a estudiar. “Es una medida positiva derivada del seguimiento que hacemos sobre las novedades de la vacunación contra la lengua azul y que permite corroborar este tipo de medidas, y en concreto ésta facilita la labor del manejo del ganado”, apuntó Aurelio Pérez.

Revisión de expedientes
Por otro lado, el tema de la revisión de expedientes sigue en estudio por parte de la Consejería de Agricultura y Ganadería, pero “se sigue avanzando en ello”, porque a la cantidad ya destinada para los pagos compensatorios por las muertes derivadas de la vacuna contra la lengua azul hay que añadirle una cantidad que rondará los 150.000 ó 160.000 euros, según apuntó Aurelio Pérez.

Hay que recordar que el total de subvenciones destinadas para los pagos compensatorios de la vacuna contra la lengua azul en la región ascienden a un total de 1,5 millones de euros, de los cuales más de 500.000 corresponden a Salamanca, a los que hay que añadir los cerca de 150.000 mencionados anteriormente para el campo.

Además, Castilla y León es la única Comunidad española que recibirá ayudas para este tipo de problemas pese a que los análisis no han demostrado la incidencia directa de la vacuna en la muerte de los animales, aspecto que denuncian los profesionales, que apuntan a que “no es la causa directa pero sí la que provoca esas muertes”.

Por tanto, el sector se mantienen a la espera de recibir el total de los pagos compensatorios así como la aprobación del resto de medidas por parte de la consejería de Agricultura y Ganadería. No obstante, aún colea la polémica que sufrió el campo salmantino y más aún con el inicio del saneamiento ganadero, con la negativa a vacunar de varios ganaderos, pero que al final se ha quedado en agua de borrajas.