La Junta autoriza la integración de Caja España-Duero con Unicaja

El Consejo de Gobierno aprueba la modificación de los estatutos y el reglamento para la elección de los órganos de gobierno de la entidad
El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha autorizado la adhesión de Caja España de Inversiones, Salamanca y Soria al Sistema Institucional de Protección (SIP) para su integración con Unicaja, de acuerdo con el ordenamiento jurídico actual y la vigencia de las cláusulas del contrato de integración aprobado por la Asamblea General de la Caja el pasado 26 de septiembre.

La Junta ha procedido también a aprobar la modificación de los estatutos y el reglamento del procedimiento para la elección de los componentes de los órganos de gobierno de Caja España-Duero, también según los términos que fueron aprobados en la Asamblea General.

El consejero de la Presidencia y portavoz de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez, quien ha recordado que la Comunidad tiene atribuida la competencia exclusiva en materia de cajas de ahorro e instituciones de crédito cooperativo, ha valorado este paso dado por las entidades y considera que los clientes tendrán una entidad "mucho más potente, más fuerte", que es lo que desean "todos".

De Santiago-Juárez ha aclarado que se trata de una fusión por absorción pero habrá que esperar a que los acuerdos se materialicen porque en principio la proporción estimada en el SIP es que Caja España-Duero sea de un 30 por ciento frente a un 70 de Unicaja.

La junta se anticipó

El consejero ha recordado que la reestructuración de las entidades en la Comunidad es "larga y compleja" y ha reiterado que la Junta puso un modelo sobre la mesa que a algunas entidades no les gustó y por ello no salió adelante, pero además ha incidido en que el Gobierno de Castilla y León hablaba de estas cuestiones cuando nadie lo hacía, "se adelantó" y puso de manifiesto la necesidad de ser más fuertes si se iba por delante.

Ahora, ha explicado, falta una segunda reforma del sistema financiero en España, como ya se ha anunciado, y considera que será un "nuevo empujón" a la necesidad de reestructurar el sistema, algo necesario según los expertos con el fin de hacer circular el crédito para las familias y las empresas. El portavoz de la Junta ha destacado que el Gobierno autonómico se ha "movido", ha presentado un modelo, ha buscado el apoyo al mismo con acuerdos en el Diálogo Social y con la oposición, pero las cajas y las entidades financieras tiene su "autonomía" y decidieron buscar otra opción.

El consejero ha insistido en que la Junta hablaba de un "músculo financiero" que dijeron que era bueno. "Hoy se demuestra que teníamos razón", ha aseverado, al tiempo que ha censurado que tras anticiparse a la situación se acusase a la Junta de "capricho político" y le gustaría que quien lo dijo en su momento diera una explicación.