La Junta autoriza a los ganaderos a dejar cadáveres de animales en el campo

Bandadas de buitres matan en los últimos días a media docena de reses de vacuno y ovino en La Moraña

La consejeria comenzó la semana pasada a permitir esta nueva medida para evitar que los buitres ataquen al ganado.

Los ganaderos de Castilla y León y de la provincia de Salamanca están de enhorabuena por la autorización de la administración regional para dejar cadáveres de animales en el campo para que sirvan de alimento a las aves necrófagas como los buitres y evitar así los ataques al ganado.

 

Castilla y León cuenta miles de parejas de buitres y en la provincia de Salamanca, productores de la zona de Golpejas ya han sufrido los daños de este tipo de aves al ganado para indignación de los ganaderos.

 

Hasta hace muy poco, los muladares eran los únicos puntos habilitados para dejar estos animales, pero a partir de ahora los profesionales del sector ya pueden abandonar los cadáveres de animales en el campo, aunque necesiten un permiso para ello.



De este modo, desde la semana pasada, los ganaderos ya tienen la autorización para dejar los animales muertos en el campo.