La Junta atendió a 19.000 menores en 2013, de los que 7.200 se protegieron y 1.318 se tutelaron

Milagros Marcos durante el balance de atención y protección a la infancia
La Consejería potenciará este año el apoyo a jóvenes que cumplen la mayoría edad y permanecen en el sistema y la Red Centinela


VALLADOLID, 28 (EUROPA PRESS)

La Junta de Castilla y León atendió a lo largo del pasado año a 18.684 niños, de los que 7.200 requirieron algún tipo de protección y 1.318 de los 1.868 que fueron separados de la familia finalmente estuvieron bajo la tutela de la Administración.

Así lo ha explicado la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Milagros Marcos, quien ha presentado un balance de las actuaciones en el ámbito de atención y protección a la infancia en Castilla y León a lo largo de 2013, informe que se analizó en el seno del Consejo Regional de Atención y Protección a la Infancia.

De esta forma, se ha logrado atender a los casi 19.000 menores --11.455 que ha participado en programas de prevención y 7.229 que recibieron protección-- y apoyar a 12.000 familias para prevenir situaciones de riesgo de desamparo y proteger a los pequeños en caso de desprotección.

En total, las labores de prevención y protección a la infancia han llegado a 40.617 niños --21.933 han participado en programas de difusión--, lo que supone el 5 por ciento de los menores de 18 de Castilla y León, que ascienden a 378.172.

En este contexto, la consejera ha señalado que el pasado año se destinaron a atención y protección de la infancia 52,1 millones de euros, un 14,3 por ciento, y ha destacado que la mayor parte se destinara a atención directa y sólo un 4 por ciento a inversiones, que este año se terminan y pasarán a incrementar la atención directa.

En cuanto a la protección de los menores, de los 7.229 que la recibieron, 5.361 permanecieron en su entorno familiar, mientras que 1.868 sí se separaron de la familia y 1.381 acabaron siendo tutelados por la Junta (el 74 por ciento de los que se separaron), lo que supone un 5 por ciento más.

MÁS ACOGIDAS EN FAMILIAS

Sin embargo, Milagros Marcos ha incidido en que se tratan de potenciar los acogimientos familiares en lugar de los residenciales y desde 2007 han registrado un incremento del 14 por ciento. Así, a 31 de diciembre de 2013 el acogimiento familiar ha supuesto el 64 por ciento de los casos (898) frente al 36 por ciento residencial.

Por ello, ha reclamado a las familias que quieran acoger que se pongan en contacto con la Junta porque, aunque en los centros no están mal atendidos, el "normal" desarrollo de estos menores es en un entorno familiar, ha señalado Marcos. Además, ha explicado que se produce un incremento en las tutelas porque son las situaciones finales a las que se llega cuando no se logra resolver la situación en el entorno familiar.

Por otro lado, por lo que se refiere a la evolución de las adopciones, se ha registrado un descenso de las solicitudes de 230 a 215 en el último año, mientras que las de carácter internacional han bajado de las 268 en 2010 a las 49 del pasado año. El país más demandado es Vietnam, que se ha abierto a niños con necesidades especiales.

Así, el número de adopciones el pasado año fue de 64 en el ámbito de Castilla y León, mientras que de carácter internacional fue de 96, con la mayor parte de los menores de origen chino (el 25 por ciento).

Además, dentro del balance, la consejera se ha referido también a los menores infractores, con un descenso de un 19 por ciento en las medidas judiciales en 2013 con respecto a 2010. En este ámbito además se aprecia una tendencia a medidas más "socializadoras" (el 90 por ciento de las 2.222 fueron libertad vigilada, prestaciones a la comunidad o convivencia en grupo educativo) frente al internamiento.

RED CENTINELA Y APOYO A LOS 18

Tras el balance, la consejera ha señalado algunos de los aspectos en los que se hará hincapié a lo largo de este ejercicio, concretamente la Red Centinela y el apoyo a los jóvenes que alcanzan la mayoría de edad mientras están dentro del sistema de protección y aún no tienen suficiente autonomía.

A este respecto, ha señalado que a lo largo de 2013 se ha pilotado la continuidad de la atención a los jóvenes de 18 años que no pueden desarrollar su vida de manera autónoma.

En este programa se ha incluido a 179 jóvenes, 82 de los cuales (46 pro ciento) han permanecido en centros específicos, 61 (el 34 por ciento) han visto prolongadas las actuaciones en acogimiento en un centro y otros 36 (20 por ciento) han prolongado las actuaciones en acogimiento familiar. Además, se ha establecido un sistema de viviendas para ayudar a la autonomía de estos jóvenes.

Milagros Marcos ha recordado que se aprobaron unas cláusulas sociales en la contratación para personas en situación de exclusión social pero también para los jóvenes mayores de 16 años y menores de 30 provenientes de instituciones de protección de menores.

La segunda línea a potenciar por parte de la Consejería es la Red Centinela, enmarcada en la Red de Protección a las Familias para alertar sobre las situaciones de carencia en la cobertura de las necesidades básicas de alimentación en familias con menores de edad.

Marcos ha explicado que se trata de detectar situaciones de desnutrición infantil, para lo que se cuenta con 60 profesionales de los ámbitos de la sanidad, la educación, los servicios sociales y las corporaciones locales.

Los objetivos son la detección de las necesidades y resolver el problema a través del programa de intervención de toda la familia.

La titular de Familia e Igualdad de Oportunidades ha incidido en que se trata de una vía más para la detección de familias que no tienen cubiertas todas sus necesidades básicas.

SITUACIÓN DE POBREZA

Precisamente la consejera también se ha referido a los últimos datos sobre pobreza de Eurostat y el informe de Unicef 'La Infancia en Castilla y León 2014'.

En cuanto a los datos de Eurostat, ha destacado el hecho de que la tasa de riesgo de pobreza o pobreza a nivel nacional han aumentado desde 2008, pero en el caso de Castilla y León han descendido del 28,2 por ciento de 2008 al 22,2 en 2012. La Comunidad está 7,7 puntos por debajo de la media nacional.

Marcos ha asegurado que se seguirá trabajando en la lucha contra la pobreza y en la atención a las familias en riesgo de padecerla, sin ser "triunfalistas" ante estos datos, y ha recordado que ya en los últimos años se han establecido políticas de atención integral y medidas concretas, incluso antes de la crisis.

A este respecto, ha señalado que la puesta en marcha de la Renta Garantizada de Ciudadanía en 2010 ha implicado un descenso de la tasa de pobreza, pero además se ha trasladado a los menores también porque el 40 por ciento de los beneficiarios tienen menores a su cargo.

Asimismo, ha incidido en que Castilla y León es la segunda comunidad con menor número de hogares con dificultades para llegar a final de mes, con un 18,5 por ciento, sólo por detrás de Navarra (18,5), y por debajo de la media (20 por ciento).

Por otra parte, en lo que se refiere al informe Unicef, la Comunidad, con un 24,9 por ciento, se sitúa casi nueve puntos por debajo de la media de España en porcentaje de niños en situación de riesgo de pobreza (33,8 por ciento), con lo que se sitúa en sexto lugar. Además, se refleja que sólo el 1,1 por ciento de los niños de Castilla y León sufra privación material severa, frente al 7,6 por ciento de la media nacional, lo que coloca a la Comunidad por debajo de los niveles de 2005, antes de la crisis económica, cuando este porcentaje era de un 1,3 por ciento.

El mismo informe destaca que Castilla y León apuesta por la reducción de la pobreza a través de la Red de Protección a las familias afectadas por la crisis, pone de manifiesto su apuesta con el pacto por los derechos de la infancia, pero además considera muy importante el desarrollo normativo de los derechos del niño y destaca la prioridad presupuestaria en estas políticas.