La Junta ahorrará 1,2 millones de euros al año con la nueva sede que agrupará todas las delegaciones

Las previsiones indican que a finales de 2012 podrían estar operativa y funcionar a pleno rendimiento

Tiempos de crisis y de recortes para las administraciones públicas, y Salamanca no iba a ser una excepción. Por ello, la Junta de castilla y León decidió hace tres años comenzar con las obras de la nueva sede que englobará todas las delegaciones con el objeto de recortar los mayores gastos posibles.

La inversión inicial para este proyecto es de más de 24 millones de euros y el ahorro anual que ejecutará la administración regional en Salamanca será de 1,2 millones de euros cada ejercicio, en un edificio que comenzará a funcionar a pleno rendimiento a finales del presente de 2012, según las previsiones, o incluso, a primeros del próximo ejercicio 2013.

Así lo han indicado fuentes de la delegación de la Junta en Salamanca, que tienen como objetivo principal “prestar un mejor y mayor servicio al ciudadano” al tiempo que recortan gastos en alquileres de oficinas, luz, calefacción y otros menesteres.

Los recortes con la agrupación de servicios también llegan a la limpieza, donde se ahorrará un 18%, un 13,7% en mantenimiento de las instalaciones y un 9,2% en el aspecto de la vigilancia, antes más disperso.

Datos técnicos de la nueva sede
El edificio, ubicado en el barrio de Prosperidad, en el entorno de la calle Príncipe de Vergara, ocupa una extensión de 30.000 metros cuadrados de superficie y está formado por dos plantas sótano que albergarán almacenes y garajes, y una planta baja más tres pisos adicionales, que acogerán todos los servicios de atención al ciudadano, así como las delegaciones de Hacienda, Industria y Turismo, Cultura, Sanidad, Fomento, Agricultura, Sanidad, Familia o Educación, entre otras.

El nuevo centro de la Junta en Salamanca agrupará a los 900 funcionarios existentes en la provincia, sin recortes de personal, pero sin nuevas incorporaciones con motivos de la crisis económica y la austeridad de las administraciones.

Se trata del edificio más grande de Castilla y León en este apartado, más que el de Burgos, que fue inaugurado hace escasas fechas para poder ejecutar todos los servicios a la vez y que el ciudadano no tenga que moverse por capital y provincia para tener acceso a los servicios.