La Junta abate un nuevo ejemplar de lobo en la localidad salmantina de Valdunciel

Imagen de archivo

Se trata de un ejemplar macho, de entre 2 y 3 años de edad y 34 kilos de peso. Tuvo lugar en una finca de Salamanca llamada Huelgos de San Joaquín.

La patrulla de seguimiento de fauna de la Junta de Castilla y León ha abatido este 21 de junio un ejemplar de lobo ibérico (Canis lupus signatus) en la localidad de Valdunciel, en la finca Huelgos de San Joaquín, una medida de control permitida por el Plan de Conservación y Gestión del Lobo y autorizada por la Dirección General del Medio Natural, ante los ataques que venían sufriendo las explotaciones ganaderas de la zona. Se trata de un macho, de entre 2 y 3 años de edad y de más de 34 kilos de peso. 

 

Como consecuencia de los ataques producidos a la ganadería en los últimos meses en la comarca de Salamanca, el personal de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha estado realizando una serie de aguardos al lobo en la zona. Como resultado de estos, la Patrulla de Seguimiento de Fauna, formada por personal especializado del Servicio Territorial de Medio Ambiente de Salamanca, ha abatido un ejemplar de lobo ibérico. 

 

La decisión de eliminar este ejemplar se tomó en el marco de las excepciones previstas en la propia Directiva Hábitats ante la presencia de ataques graves y reiterados, por lo que su control disminuye de manera significativa el número de siniestros. 

 

Esta actuación se realiza de manera excepcional y como complemento a las medidas que ya se vienen poniendo en práctica para compatibilizar la existencia de la especie al sur del Duero con la actividad ganadera, tales como la compensación de daños, la asistencia técnica a los ganaderos para la tramitación de las ayudas, la construcción de cercados móviles y fijos para el ganado y la entrega de perros mastines.