La Junta, a la espera del Ministerio para abonar 62,5 millones para 7.411 agricultores y ganaderos de Castilla y León

El Ministerio que preside García Tejerina debe cumplir el compromiso de transmisión de fondos acordado el pasado 8 de julio.

 

COMARCAS O REGIONES

 

En España habrá 24 regiones agronómicas de las cuales en Castilla y León existirán 14. En concreto, seis de secano, cuatro de regadíos, tres de cultivos permanentes y uno de pastos.
 

Aproximadamente, el 60 % de los agricultores de Castilla y León tendrán derechos de pago base en una sola una región, el 35 % en dos y sólo el 3% tres regiones lo que, como ha explicado la consejera, simplificará la gestión de las ayudas de la PAC a partir de 2015 en cuanto a las cesiones y los procesos de convergencia entre regiones. El importe definitivo de cada una de las regiones se determinará en función de las solicitudes que se presenten en el año 2015.

 

Respecto a las futuras cesiones o transmisión de derechos, esta comarcalización establece que los derechos de pago básico que se asignen a los agricultores y ganaderos en 2015 solamente podrán ser cedidos dentro de la misma región donde hayan sido asignados, además en las cesiones que se efectúen por venta, arrendamiento y otros tipos de transmisión se exigirá el cumplimiento del requisito de agricultor activo.

La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, ha presidido la reunión del Consejo Regional Agrario, el órgano de interlocución con el sector en el que están representadas las organizaciones profesionales agrarias de la Comunidad, ASAJA, la Alianza por la Unidad en el Campo y UCCL.

 

En el encuentro, la consejera ha avanzado los próximos pagos que se realizarán, 62,5 millones de euros, en diversas líneas de ayudas incluidas en el Programa de Desarrollo Rural para 7.411 agricultores y ganaderos.

 

Además se ha analizado la situación de la futura aplicación de la PAC a partir de 2015. Los pagos principales de la política europea se realizarán a través de un modelo de regionalización. En Castilla y León este modelo define 14 regiones con diferente intensidad de ayuda.

 

El programa de Desarrollo Rural de Castilla y León 2007/2013, financiado con fondos provenientes del Fondo Europeo Agrario de Desarrollo Rural (FEADER), de la Junta de Castilla y León y del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, cuenta, entre otras, con diversas líneas de apoyo al sector para favorecer la instalación de jóvenes agricultores en el sector primario, modernizar las explotaciones, fomentar de las prácticas agronómicas que contribuyen a la conservación del entorno, y apoyar la creación de empleo a través de los grupos de acción local.

 

 

El Gobierno autonómico, como se ha expuesto durante la reunión, ordenará el pago de 62,5 millones de euros para 7.411 beneficiarios de las distintas líneas de ayudas cuando el Ministerio haga efectiva la transferencia de los fondos acordados en la última conferencia sectorial, el pasado 8 de julio.

 

La Consejería de Agricultura y Ganadería, en cuanto que es el órgano que realiza los pagos ha solicitado y ya ha recibido los fondos de Europa (32,8 millones de euros) y están también dispuestos los de la Comunidad Autónoma (14,7). Ambos depositados en una cuenta específica y que se destina exclusivamente a hacer estos pagos. En cuanto se transfieran los 14,9 millones de euros del Gobierno central se efectuarán automáticamente los pagos a los agricultores y ganaderos de la Comunidad.

 

Un total de 27.878.108 euros se destinarán a 5.057 agricultores en concepto de las ayudas agroambientales. Estos pagos se dirigirán a aquellos agricultores que realizan unas prácticas agronómicas que contribuyen a la conservación del medio natural.

 

Para la modernización de explotaciones, cuyo objetivo es aumentar la dimensión técnico-económica de las mismas, lo que a su vez redunda en una mejora de la competitividad del sector, se destinarán 15.324.593 euros para 542 beneficiarios.

 

Un total de 6.188.162 euros se destinarán a la incorporación de jóvenes agricultores, orientada a facilitar el rejuvenecimiento de la actividad agraria de la que se benefician 198 perceptores.

 

Se van a dedicar 6.186.427 euros al eje LEADER, gestionado por los grupos de acción local y cuya principal actividad es apoyar proyectos destinados a la diversificación económica de las zonas rurales. Se beneficiarán de esta cantidad un total de 150 proyectos de estos grupos.

 

Dentro de estos pagos, en la línea de ayudas al cese anticipado se van a destinar 3.601.090 euros a 1.386 beneficiarios.

 

A las industrias agroalimentarias le van a corresponder 3.155.417 euros que beneficiarán a 26 empresas.

 

POLÍTICA AGRARIA COMÚN


Además en el encuentro se han analizado los proyectos de Real Decreto sobre la aplicación de la reforma de la PAC 2014-2020. Estos textos, que actualmente están en el periodo de consulta pública y se pueden realizar alegaciones, y que establecen la forma en la que se gestionarán las ayudas en los próximos años.

 

Los proyectos legislativos son cuatro: sobre la asignación de derechos de pago básico; sobre la aplicación a partir de 2015 de los pagos directos a la agricultura y ganadería y el establecimiento del sistema integrado de gestión y control; y sobre temas horizontales uno en relación con la Condicionalidad y otro sobre el SIGPAC (el sistema de gestión de la PAC).

 

(Fuente: Consejería de Agricultura)

 

Una de las principales novedades es que el nuevo pago base de la PAC, tal y como establecen los Reales Decretos elaborados entre el Ministerio, las comunidades autónomas y el sector, se establecerá con un sistema de derechos regionalizado con un modelo de comarcalización o regionalización teniendo en cuenta el tipo de cultivo: secano, regadío, pastos y cultivos permanentes, y el potencial productivo que caracterizó a las zonas en el año 2013.

 

PAGOS DIRECTOS

 

En cuanto al proyecto de Real Decreto sobre los pagos directos a partir de 2015 y el sistema integrado de gestión y control, en el se desarrollan seis títulos: Título I o Preliminar de Disposiciones Generales; Título II Agricultor Activo y Actividad Agraria; Título III Régimen de pago básico y pagos relacionados; Título IV Ayudas Asociadas; Título V Régimen de pequeños agricultores; y Título VI Sistema integrado de gestión y control

 

La consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, se ha referido de forma especial al Título IV en el que se desarrollan las ayudas asociadas de la PAC. En este título se han establecido los requisitos para ser beneficiario de las diferentes ayudas asociadas, los límites financieros y límites cuantitativos de superficies o animales, así como el método para determinar el importe de la ayuda.

 

Clemente ha destacado que en la ayuda asociada a la remolacha azucarera, dotada con 16,8 millones de euros, se establece que el importe por hectárea, tal y como venía defendiendo Castilla y León, tendrá en cuenta la superficie y la producción al establecerse una proporción entre las diferentes zonas.

 

En concreto la zona de siembra primaveral en la zona norte tomará el valor 1, la zona de siembra otoñal en regadío 0,75 y la zona de siembra otoñal en secano 0,40. El importe que se estima para la zona norte de siembra primaveral, es decir, para la Comunidad, será próximo a los 500 euros por hectárea.

 

En cuanto a las ayudas a la ganadería, la principal reivindicación de Castilla y León ha sido considerada por lo que no se establecerá un límite de animales por explotación para recibir la ayuda.También se ha referido a la ayuda a las explotaciones de vacuno de leche, dotada con 93,5 millones de euros, en la que se establecen dos regiones, una para zonas de montaña y Baleares, que percibirán, como máximo, el 33,5 % de los fondos, y otra para el resto de explotaciones, que percibirán el 66,5 % de los fondos.

 

Se reduce así, como solicitó la consejera en la última conferencia sectorial, las diferencias entre ambas producciones. Esto supone, como ha explicado, un reparto más equilibrado al percibir aproximadamente 130 euros por vaca los ganaderos de montaña y 113 euros el resto. La propuesta inicial del Ministerio establecía una diferencia de 50 euros entre ambas zonas.

 

La consejera ha recordado que esta reducción de la diferencia beneficia a Castilla y León, la segunda Comunidad tanto en censo como en producción de leche de vaca, con 2.100 explotaciones y una producción de 800.000 toneladas.

 

Por último y respecto al apartado general destinado al sistema integrado se establece, que con el fin de adaptar todos los sistemas informáticos al nuevo modelo de ayudas, el plazo para efectuar las solicitudes en el año 2015 se retrasa un mes y, en concreto, será el comprendido entre el 1 de marzo y 15 de mayo.