La juez que instruye el caso decreta secreto de sumario mientras se busca el arma homicida

Efectivos de la Policía buscan el arma en el río Bernesga

La causa de la muerte de Isabel Carrasco ha sido un "shock hipovolémico y destrucción de centros nerviosos superiores  provocado por una agresión de arma de fuego". Las dos detenidas, cada una en una comisaría, se niegan a colaborar.  

La juez del Juzgado de Instrucción número 4 de León que instruye la muerte de la presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco, ha decretado el secreto de sumario para "no entorpecer la investigación", según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

 

Según las mismas fuentes la causa de la muerte de Isabel Carrasco ha sido un "shock hipovolémico y destrucción de centros nerviosos superiores  provocado por una agresión de arma de fuego" como se ha establecido en el informe provisional de la auptosia. El juzgado ha avanzado además que los datos más concretos "requieren más tiempo" y se conocerán en días sucesivos, cuando se haya elaborado el informe de los resultados definitivos.

 

Por el momento, las dos detenidas por la muerte de Carrasco permanecen en dependencias policiales, cada una en una comisaría y sin colaborar con la Policía -de hecho se negaron a que se les practicara la prueba de la parafina y ha habido que esperar a la orden judicial-,  y por el momento se desconoce cuando pasarán a disposición judicial, aunque todo apunta a que previsiblemente no será en el día de hoy.

 

Mientras tanto efectivos de la Policía Nacional buscaban a primera de la mañana en las inmediaciones de la pasarela donde asesinaron a tiros a la presidenta de la Diputación de León, el arma homicida, una búsqueda que se podría alargar al río Bernesga si no aparece.