La Isla de la Aliseda se convierte en un nuevo espacio “muy esperado”

Presentación oficial. El delegado del Gobierno, Miguel Alejo inaugura una zona de ocio que será en lo sucesivo el eje vertebrador de la ciudad textil. Inversión. Asciende a 1,1 millones de euros
ICAL

E l delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo, inauguró ayer en Béjar las obras de acondicionamiento de la Isla de la Aliseda, una zona urbana junto al río Cuerpo de Hombre en la que se han invertido 1,1 millones de euros con cargo al segundo Plan E. El proyecto tiene por objetivo la mejora ambiental de la zona y su entorno fluvial, así como la integración de la isla en la ciudad dado que, hasta la fecha, el río dividía el núcleo urbano de la capital bejarana. La actuación, realizada a través de la Confederación Hidrográfica del Tajo, abarca una superficie de 14.636 metros cuadrados, de los que 1.412 están acondicionados para el paseo. Además, la remodelación incluye la colocación de dos pasarelas de madera y zonas de ocio tanto para niños como para adultos.

Más de 200 árboles
En lo relativo a las especies arbóreas del entorno, el acondicionamiento de la Isla de la Aliseda ha supuesto la plantación de 201 árboles, 456 arbustos y 221 plantas trepadoras, especies todas ellas autóctonas, como destacó el alcalde bejarano, Cipriano González, quien también elogió “la sensibilidad de las administraciones” por mejorar las condiciones de la zona y desarrollar una iniciativa “muy esperada” en la que se ha estado trabajando a lo largo del último año.

Para Miguel Alejo, el proyecto culminado ayer es el ejemplo del cumplimiento de los objetivos del Plan E, “concebido para resolver los problemas de los ayuntamientos y crear empleo”, explicó.

El delegado matizó que, gracias al plan para el estímulo de la economía, la ciudad textil ha recibido durante los dos últimos años cinco millones de euros que han servido para crear 200 puestos de trabajo.

Tras repasar la aportación del Gobierno a la provincia de Salamanca desde 2009, Alejo destacó que, “lo más importante es que proyectos como el de la Isla de la Aliseda salgan adelante merced a la colaboración de todos, un ejemplo de cómo deben hacerse las cosas para salir de la crisis”. “Es momento de esfuerzos colectivos y de políticas de Estado”, añadió.