La inversión por habitante de los Presupuestos en la región triplica a la media española

En España, la inversión media es de 231 euros por habitante

Castilla y León es la segunda región –detrás de Andalucía- que más inversión recibe del Gobierno de España en 2013, con 1.587,11 millones de euros (el 0,14% respecto a 2012), lo que supone un porcentaje del 14,9% de toda la inversión prevista por el Estado, siendo la única región que crece, además de Cantabria.

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Ramiro Ruiz Medrano, en rueda de prensa celebrada hoy, lunes 1 de octubre de 2012 –donde ha tenido un recuerdo para los parados de la región, además del esfuerzo solidario de los funcionarios y trabajadores en general-, señala que con estos presupuestos “se vuelve a la normalidad” y valora de forma positiva el incremento de la inversión en Castilla y León en 2013, la segunda de España, “como un compromiso del Gobierno con las infraestructuras de nuestra región”, y muestra su “moderada satisfacción por el resultado de unos presupuestos austeros, realistas y viables”.

Según el proyecto presupuestario para 2013 presentado el pasado sábado por el Gobierno de España, Castilla y León es la región que recibe mayor inversión pública en infraestructuras de transporte (ferrocarriles y carreteras), con más de 1.200 millones de euros (414,2 en carreteras y 829 en inversión ferroviaria).

Mayores inversiones en infraestructuras hidráulicas y medioambientales: 197 millones de euros
Con los Presupuestos no sólo se aprueban las inversiones anuales, sino que se establecen las principales actuaciones que diseñan el conjunto de la política económica, condicionada por el pago de la deuda pendiente de otros años. Un dato: el Estado tiene que pagar más dinero por intereses de la deuda pendiente de otros años (38.590 millones de euros), que de prestaciones por desempleo (26.963 millones de euros). “Se trata de un presupuesto en tiempos de crisis para salir de la crisis”, según el Gobierno.

CUENTAS REALISTAS, donde el ajuste presupuestario se basa en un 58% en la reducción del gasto y en un 42% en el incremento de ingresos, lo que refuerza nuestro compromiso de déficit para la financiación, el crecimiento y el empleo.

AUSTERIDAD. Destacar la “austeridad” de estos presupuestos, con la reducción de los gastos y el establecimiento de nuevos ingresos, con la finalidad de reducir el déficit público y de cumplir los compromisos con la Unión Europea. De esta manera, los Presupuestos para 2013 contribuyen desde España a la estabilidad del Euro y al fortalecimiento de la UE.
En este sentido también destaca que se reduce considerablemente el gasto de las Administraciones públicas de España (el 8,9% en los ministerios, sobre todo los que no comportan gasto social), además de que se vuelve a reducir la subvención a partidos políticos, sindicatos y organizaciones empresariales, que caen un 20%

PRIORIDAD Y COMPROMISO CON EL GASTO SOCIAL. Estos presupuestos 2013 tienen una clara prioridad y compromiso en el gasto social para los más desfavorecidos, dedicando 7 de cada 10 euros (el 63%): más pensiones, que aumentan un 1%, o las becas generales; las prestaciones por desempleo o las ayudas a la vivienda…, lo que en unos momentos de esfuerzos y ajustes representa el claro compromiso para que estos ajustes sean equilibrados y expresar rotundamente que los ajustes no se están haciendo sobre el gasto social. Asimismo, los impuestos financiarán por completo las pensiones no contributivas.