La inteligencia artificial pide paso

Expertos en conferencia de prensa (Foto:F.Rivas)

Expertos internacionales destacan en Salamanca los avances en inteligencia artificial para mejorar la calidad de vida de las personas

 

Los nuevos avances en inteligencia artificial centran gran parte de los trabajos en aplicaciones para biología, automatización, medio ambiente, mejoras en la calidad e vida de los mayores, atención en situaciones de alerta, seguridad o discapacidad.

 

El objetivo es, entre otros, “mejorar la calidad de vida de las personas”,  según ha detallado el decano de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Salamanca y coordinador del congreso internacional ‘11th Conference on Practical Applications of Agents and Multi-Agent Systems (PAAMS’13)’, Juan Manuel Corchado.

 

Este evento se celebra en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Salamanca  y reúne del 22 al 24 de mayo a más de 500 asistentes, que participan en ponencias y debates sobre el campo de la inteligencia artificial y sus aplicaciones.

 

Juan Manuel Corchado ha explicado que esta cita se celebra anualmente para conocer los últimos avances en la materia y que en esta ocasión, por ejemplo, se han tratado actuaciones en el campo de la seguridad o el tratamiento para personas con discapacidad.

 

El presidente del Comité Internacional Toru Ishida, ha indicado que las investigaciones sobre inteligencia artificial acumulan gran parte de sus estudios en el análisis automático de grandes cantidades de datos que, por ejemplo, hay en internet.

 

Pos su parte, el investigador norteamericano Michael N. Huhns ha indicado que en su país hay una destacada atención a asuntos relacionados con la mejora de la economía global, la distribución y gestión de la energía, y los avances en temas de atención a dependientes.

 

Por su parte, el japonés Sigeru Omatu ha subrayado los grandes adelantos que se están dando en su país para el conocimiento del cerebro y las posibilidades que tiene la inteligencia artificial para detectar alimentos y lugares afectados por radiaciones, un asunto que cobró especial protagonismo en la isla nipona desde los desastres del último tsunami.