La instalación de almacenamiento de CLH en Castellanos de Moriscos funciona a pleno rendimiento

La compañía ha invertido 21,2 millones en la nueva planta que tiene una capacidad total de almacenamiento de 76.210 metros cúbicos.

El alcalde de Castellanos de Moriscos, Agustín Sánchez y el delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Salamanca, Bienvenido Mena, acompañados por el Director General del Grupo CLH, Salvador Guillén, por el director General de Recursos, Basilio Navarro y por el director General de Operaciones, Juan Bonilla, visitaron la nueva instalación de almacenamiento que CLH ha puesto en servicio en Castellanos de Moriscos (Salamanca).

 

Esta nueva instalación, que ya se encuentra a pleno rendimiento, ha supuesto una inversión de más de 21 millones de euros y sustituye a la instalación que CLH tenía en la ciudad de Salamanca desde 1935 lo que permite la recuperación de esos terrenos para otros usos urbanísticos.

 

La instalación de almacenamiento de CLH en Castellanos de Moriscos está situada en una zona denominada Camino Paraje Villoria, en una parcela de 150.000 metros cuadrados y dispone de 9 tanques, con una capacidad total de 76.210 metros cúbicos. Esta nueva infraestructura mejora el sistema de almacenamiento y distribución de productos petrolíferos de la Comunidad de Castilla y León.

 

La planta está conectada con el oleoducto Valladolid-Salamanca y cuenta con un cargadero automatizado de camiones cisterna con cuatro isletas. Además dispone de sofisticados equipos de comunicaciones y control que permiten gestionar todas las actividades relevantes para su funcionamiento, y está operativa las 24 horas del día durante todos los días del año.

 

Esta nueva instalación de almacenamiento está diseñada con el objetivo de minimizar cualquier impacto sobre el medio ambiente. Para ello, dispone de sistemas de protección del medio ambiente, que incluyen una red de recogida de aguas pluviales separada de la red de aguas hidrocarburadas, un sistema de tratamiento de aguas hidrocarburadas y una unidad de recuperación de vapores.

 

Este centro de almacenamiento cuenta también con los más modernos sistemas de seguridad y de prevención, como distancias de seguridad entre los tanques y recintos estancos de separación, así como pantallas flotantes en los tanques y sistemas anti-rebose.

 

 

 

 

La Compañía Logística de Hidrocarburos CLH es la empresa líder en transporte y almacenamiento de productos petrolíferos en el mercado español, con una red de oleoductos de más de 4.000 kilómetros de longitud, y 39 instalaciones de almacenamiento, con una capacidad total de 7,9 millones de metros cúbicos, así como 28 instalaciones aeroportuarias.

 

La red de oleoductos de CLH en la Comunidad Autónoma de Castilla y León tiene más de 490 kilómetros de longitud y conecta las cuatro instalaciones de almacenamiento que la compañía tiene en la Comunidad, León, Burgos, Santovenia de Pisuerga y Salamanca,  con el resto de la red de oleoductos en el municipio de Miranda de Ebro. Esta red dispone además de dos estaciones de bombeo en Palencia y Santovenia de Pisuerga.

 

CLH también está presente, a través de su filial CLH Aviación, en el aeropuerto de Salamanca desde donde se abastece de combustible de aviación a las líneas aéreas que operan en esta terminal.

 

Durante 2012, la compañía suministró cerca de 2,5 millones de metros cúbicos de combustibles y carburantes a los distintos operadores petrolíferos a través de sus instalaciones de la Comunidad Autónoma de Castilla y León, para atender la demanda de los usuarios finales de la Comunidad.