La incertidumbre del sector con la llegada del barco causa un desplome del precio del vacuno

El vacuno de carne sufre un descenso de 0,03 euros para los machos y 0,06 euros para las hrmbras

Incertidumbre en el sector del vacuno de carne ante el desplome de los precios en la mesa celebrada en la Lonja Provincial de Salamanca. La incertidumbre ante la llegada del barco para cargar animales destinados a la exportación, trae de cabeza a los pofesionales que ven el sector de dos maneras un poco diferentes.

De este modo, los ganaderos demandaron una repetición de los machos y una bajada de 0,03 euros de las hembras "porque están más pesadas y tienen peor salida en el mercado", mientras que los compradores vieron la situación mucho peor y solicitaron bajadas de entre 0,06 y 0,09 euros para las hembras y 0,03 euros para los machos, para una decisión final de cotizar a la baja 0,03 euros por kilo los machos y 0,06 euros las hembras.

De hecho, los mismos compradores destacaron en la mesa que ni siquiera "el barco paga ya estos precios que tenemos en el papel en caso de que venga", aunque todo hace indicar que llegará a principios del mes de mayo y puede llevarse hembras para darles una mayor salida en un mercado que está muy parado y que solo depende de la exportación.

El Mercado de Ganado, de récord
Por su parte, el recinto acogió la presencia de 1.252 cabezas, la segunda mayor asistencia del año, solo superador la del pasado 20 de marzo con dos animales más (1.254). No obstante, la assitencia de este mes ya supera las 5.100 cabezas, cifra muy destacada y el balance de los primeros cuatro meses de 2012 arroja un resultado positivo de más de 3.500 animales respecto al mismo periodo del pasado ejercicio 2011.

En cuanto a las ventas en un mercado casi de récord, la mesa de vacuno de vida destacó que la situación había tenido más altibajos que otras semanas y con menos movimiento tanto en el campo como en el recinto, por lo que la mesa acordño una bajada de 0,03 euros por kilo para las hembras, que siguen pagando los platos rotos, y una repetición para los machos.