La III matanza tradicional del Villar de Gallimazo reúne a más de un centenar de personas

La Asociación cultural La Corraliza organizó el sábado la tercera matanza tradicional en la que se reunieron más de un centenar de personas que disfrutaron con los pasos del ritual matancero que no se quieren perder

La jornada comenzó a las nueve de la mañana en el entorno de la plaza mayor del Villar de Gallimazo donde tras dar muerte al marrano, le siguió el ritual matancero tradicional en una actividad que tiene también un objetivo de hermandad y confraternidad. Tras abrir el animal, se fueron separando las diferentes partes del cerdo, mientras los asistentes tomaban un aguardiente. 

 

Ya a mediodía se pudieron degustar unas chichas, y por la noche cenaron una parrillada, como explicó Samuel García, uno de los miembros de esta Asociación, que cuenta con más de un centenar de socios. 

 

Samuel García recordó que con esta mantaza tradicional se persigue un doble objetivo. Por un lado, que no se pierda una tradición como son las matanza domiciliarias, y por otro lado que los socios de este colectivo compartan una jornada de hermandad