La IGP incrementa los sacrificios en un 15% y se acerca a las 1.000 ganaderías inscritas

Esta marca de calidad ha inscrito a 25 operadores nuevos y 6 mataderos
La Indicación Geográfica Protegida del Lechazo de Castilla y León ha aumentado en un 15 por ciento el número de sacrificios durante 2011 y ha alcanzado las 971 ganaderías inscritas, datos que "demuestran que el marchamo sigue experimentando un crecimiento imparable y se está consolidando como una marca de calidad referente en el sector de la carne de ovino", según ha explicado el presidente del Consejo Regulador, Alfonso Sanz.

Sanz ha insistido en que los datos de 2011 "vuelven a batir récords", especialmente en el apartado de ganaderías inscritas, donde la IGP está rondando el millar, ya que el pasado año se inscribieron 189 ganaderías nuevas, la cifra más alta experimentada hasta ahora, situándose actualmente en 971.

Estos registros, en opinión del presidente del organismo regulador, confirman la clara apuesta del ganadero ovino por ofrecer un producto de calidad y ampararlo bajo el marchamo de IGP.

Además la IGP Lechazo de Castilla y León ha inscrito a 25 operadores nuevos y 6 mataderos, siendo ya 124 y 34, respectivamente. En cuanto a los lechazos sacrificados, fueron 33.596 más que en 2010, lo que hace un total de 266.660, con un incremento del 14,41 por ciento. De éstos, 220.017 corresponden a lechazos protegidos con la vitola IGP, lo que supone 30.755 más que en 2010, y un crecimiento del 16,25 por ciento.

En este sentido, Sanz hizo hincapié en la rigurosidad del Consejo Regulador de la IGP Lechazo de Castilla y León en los procesos de control de la crianza y sacrificio de los animales y las intensas acciones promocionales que está llevando a cabo para consolidar la imagen de marca de calidad y familiarizar al consumidor con "un producto diferenciado y claramente identificable a través de su vitola".