La iglesia de la Purísima acoge el inicio de la segunda fase de la Asamblea diocesana

Se celebrará el próximo sábado, 21 de febrero.

Con la invitación “Únete, es tu momento”, el próximo sábado 21 de febrero comienza la segunda fase de la Asamblea diocesana con una celebración de apertura a las 19.30 horas en la iglesia de la Purísima, que será presidida por nuestro obispo de Salamanca, Monseñor Carlos López Hernández. Una fase, la segunda y más importante (después de la de difusión y promoción que se ha llevado a cabo desde el pasado mes de octubre), que se extenderá hasta el mes de mayo del año 2016.

 

La Iglesia de Salamanca ha promovido esta Asamblea diocesana porque quiere saber qué piensan y opinan; lo que sugieren y proponen cada uno de sus fieles, por esta razón invita a todos los creyentes a formar parte de los grupos de Asamblea, que comenzarán a constituirse a partir de la semana que viene. Para participar en estos grupos de Asamblea es necesario inscribirse previamente completando un formulario que estarán disponibles en todas las parroquias, movimientos y asociaciones a partir de la semana que viene.

 

La Cruz de la Asamblea

Durante el tiempo que dure la Asamblea Diocesana una de las formas de contemplar la verdad, la bondad y la belleza será dirigiendo los ojos a la Cruz de la Asamblea; una Cruz que se hará peregrina por todos los rincones de la Diócesis de Salamanca. La idea es que esta Cruz, al estilo de la Cruz de los Jóvenes de la Jornada Mundial de la Juventud, visite todas parroquias, arciprestazgos, colegios, residencias, cofradías, centros asistenciales, monasterios… de la Diócesis de Salamanca. La Cruz de la Asamblea diocesana será bendecida este sábado durante la celebración de apertura de la segunda fase.

 

Bautismo de adultos

En la misma celebración del sábado 21 en La Purísima, serán presentados como candidatos al sacramento de Bautismo: Leire Ochoa, parroquia de Sancti Spiritus; Thais Martins, parroquia de Sancti Spiritus; Kenia Ramírez, parroquia Nª Sra. de la Asunción (Puente Ladrillo); Ángel Luis de la Mano, parroquia María Mediadora; y Kate Eguavoen, parroquia Jesús Obrero. Cinco adultos que desde hace dos años vienen preparándose para ser bautizados.