La historia del Walter White español

Walter White, a la derecha, el profesor de Química y traficante de Breaking Bad

Antiguo profesor de Farmacia, 65 años, con un laboratorio propio para cocina droga... no ha sucedido en Albuquerque, sino en Zamora. El Walter White a la española, protagonista de los sucesos de la semana. 

Un profesor con avanzados conocimientos de química que se dedica a cocinar droga en su propio laboratorio. La premisa de la que partía la aclamada serie Breaking Bad se ha hecho realidad y no en Albuquerque, sino en Zamora, donde esta semana la Guardia Civil desmanteló un laboratorio de fabricación de droga capitaneado por un profesor.

 

Seguro que no se llamaba Walter White y tampoco sabemos si entró en el mercado de la droga para dejar dinero a su familia o si se hacía llamar Heisenberg en el mundillo, pero lo cierto es que uno de los 14 detenidos el pasado jueves era un hombre de 65 años que ejerció como profesor de universidad de la rama de Farmacia.

 

El detenido, según la Benemérita, poseía avanzados conocimientos de química y era el que "cocinaba" la droga para la organización. Este profesor elaboraba speed desde cero a partir de sustancias y productos relativamente comunes y de fácil adquisición, siguiendo un proceso químico hasta conseguir fabricar la sustancia psicoactiva.

 

Fue arrestado, junto con otras 13 personas en el marco de la Operación Cabildo en la que la Guardia Civil de Zamora desmanteló el primer laboratorio de fabricación de speed en Castilla y León, ubicado en el municipio de Valdefinjas.

 

Cinco de los detenidos ingresaron en la prisión de Topas (Salamanca) aunque dos de ellos con prisión eludible a través del pago de una fianza. En el desarrollo de la operación se efectuaron 12 registros en domicilios de las localidades de Toro y Valdefinjas (Zamora), Salamanca y Villafranca de Duero (Valladolid).

 

Uno de ellos era "la cocina" del Walter White español: una vivienda de la localidad de Valdefinjas (Zamora) adaptada como laboratorio para la fabricación de speed y utilizada como cuartel general de la organización criminal.

 

En el registro de este domicilio se intervinieron diversos compuestos químicos esenciales para la fabricación de este tipo de sustancia como ácido sulfúrico, alcohol benzílico, ácido clorhídrico, amoniaco, sosa caústica, carbonato sódico, manganeso de sulfato, un bidón de cianuro y ácido acético.

 

Además se intervino diverso instrumental como varios quemadores de gas, una envasadora al vacío, bidones de acero inoxidable, máscaras antigás, alambiques, material eléctrico, camping gas con soplete, matraces, pipetas y otros recipientes.

 

Este tipo de droga normalmente es importada desde países del centro de Europa por lo que es excepcional el hallazgo de laboratorios en los que se realice todo el proceso de fabricación. En España, normalmente se han intervenido laboratorios en los que se adultera la droga.

 

Todos los detenidos son de nacionalidad española, once de ellos residentes en la localidad de Toro, uno en la provincia de Valladolid y dos en la capital salmantina