La Habitación Roja: "Cuando ves que lo que creas está haciendo sentir cosas a la gente lo demás sale solo"

Es uno de los grupos punteros de panorama nacional actual. Pau Roca, su guitarrista, nos desvela las claves de su permanencia junto con algunos detalles de su carrera y su entorno. Una entrevista que funde, como su día a día, lo profesional y lo personal.

Raquel: Pau te propongo una cosa: Te voy a dar unos títulos de temas clásicos de La Habitación Roja y tú me contestas con lo primero que se te venga a la cabeza, ya sea una sensación, o una anécdota, un olor, un origen, lo que sea.

 

Pau: Venga!

 

La edad de oro: Es nuestro tema más rock clásico. Me sugiere muchos conciertos porque ha gustado mucho.

 

Hit o canción: Pasado. Una canción muy antigua y no sé por qué no tengo mucho grabado de ella pero es una canción muy bonita, creo.

 

Por ti: Me recuerda a Chicago, a cuando la grabamos. Me gusta pero no es de mis favoritas. Ese disco lo hemos tocado mucho.

 

El eje del mal: Jorge la trajo y cuando la grabamos fueron 5 minutos. Son unos ritmos Punk muy marcados.

 

Posidonia: Es de mis letras favoritas, es muy ‘ride’, la letra tiene frases muy bonitas y me gusta mucho tocarla, es de mis canciones favoritas.

 

Febrero: Nuestra canción más pop español de toda la vida yo creo, sobre todo el disco. Es una canción muy clásica.

 

Siberia: También de mis favoritas, el título iba a ser Chernovyl pero a última hora le pusimos Siberia y aún no sé por qué y también es una de mis favoritas, me encanta tocarla en directo, recuerdo el vídeo que grabamos, fuimos a una playa por alicante, Santa Pola, y nos hicieron un video unos estudiantes entre montañas de sal.

 

Los últimos románticos: Pues también de mis favoritas, me suena a las típicas canciones lentas de The Cure y  la hemos disfrutado mucho en salas haciendo mucho ruido.

 

Cuando te hablen de mí: Es una canción que me recuerda a México porque allí les encanta, la tenemos que tocar siempre, es una canción “rollo Rem” Es dejar que la melodía y la letra lleven el peso. Me mola mucho tocarla en México y ver a todo el mundo cantando.

 

 

La Habitación Roja lleva 17 años haciendo vibrar con sus acordes a un público que va in crescendo. Su música tiene la cualidad de la permanencia, sigue llegando tanto a las nuevas generaciones como a sus antiguos seguidores. Son poseedores del secreto del éxito y parece que reman en la dirección correcta ya que están pasando, tras casi veinte años, por su mejor momento. Representan el paradigma de la autenticidad y de la fidelidad a un estilo propio, características ambas escasas en un tiempo condenado a la mutabilidad "La moneda en el aire" es el revelador nombre de su último trabajo.

 

Raquel: Tras casi 20 años de carrera continuáis llegando a vuestro público y sois fieles a vuestro propio estilo ¿Cómo se consigue esa pervivencia, tanto de cara a vuestro público como en la relación entre vosotros?

 

Pau: Nuestra relación más que de amistad es un poco familia, nos parecemos mucho y se respetan los espacios vitales de cada uno, ahora por ejemplo estamos tres semanas sin tocar . Yo estoy en Asturias, Marc está por aquí también de viaje, Jorge está en Noruega, Jordi por Portugal y Jose en Valencia. O sea que hacemos un ejercicio de descompresión y luego a nivel musical sí que nos resulta bastante fácil porque nos gusta mucho hacer canciones, tocarlas juntos primero y luego tocarlas delante de la gente nos sale muy natural, no hay nada forzado.

 

Vivís en diferentes ciudades, ¿cómo trabajáis?           

 

El punto de reunión siempre es Valencia, luego los bocetos van yendo de mail a mail cuando vamos al local, hemos pasado muchos años ensayando juntos todos los días y eso ha permitido poder hacerlo bien de esta otra manera. Casi todos tenemos opción de grabar en casa, tanto Jordi, Marc y yo sobre todo y Jorge tenemos en casa micros , programas de ordenador y tarjetas de sonido que nos permiten llegar al local con bastantes ideas y luego también hay unas semanas que son a la antigua usanza, todos juntos tocando y luego grabando pero si que es verdad que ha cambiado mucho nuestra forma de trabajar en los últimos tiempos.

 

Los nervios del directo, la adrenalina que se descarga sobre el escenario… ¿Sigue siendo la misma que en vuestros primeros bolos o se llega a alcanzar una cierta sensación de rutina?

 

La parte técnica nos pone menos nerviosos porque ahora tenemos un equipo maravilloso detrás que soluciona esa parte. En cuanto al entusiasmo es algo que no se puede disimular, lo vital es que te gusten las canciones, si disfrutas tocando las canciones lo demás sale solo. Lo difícil es cuando toca tocar algo alguna vez que te gusta menos, ahora afortunadamente tenemos tanto repertorio que casi todas me encantan. El comportamiento del público es otro factor, cuando ves que lo que creas está haciendo sentir cosas a la gente todo lo demás sale solo.

 

Y cuál es esa canción que a lo mejor no te gustaba demasiado?

Esto es una especie de democracia en la que siempre hay alguna canción que en algún disco ha ido  y que me ha gustado menos o  que hay canciones que te gustan pero que  tu parte instrumental como quien dice es más aburrida.

 

¿Y lo contrario?

 

Hay una canción que a mí me encanta y nunca consigo que toquemos, “Días de vino y rosas”. Es preciosa.

 

Es verdad que la canción que más satisface al artista no siempre es la más aclamada por el público? En vuestro caso es así?

 

Siempre pasa, a veces cuanto más ritmo tenga una canción mejor funciona y otras que se escuchan mejor en un formato más reducido. Cuando hay mucha gente tienes que tirar de un repertorio un poco más fácil, como en los festivales. En salas funciona diferente y nos podemos permitir algún lujo.

 

De qué tema de la habitación roja estás más orgulloso?

 

Pues hay muchas, quizás me gusta mucho un tema que hicimos Marc, Jorge y yo hace ya muchos años, un tema que puede ser muy actual: ‘Van a por nosotros’ y también algún otro clásico como ‘indestructibles’ o ‘si tú te vas’.

 

 "Si hay algo que consigue que este grupo llegue a la gente es que somos gente sincera, cercana, y con inquietudes"

En cierta ocasión comentaste que este es el disco más autobiográfico: ¿Puedes darnos los matices más llamativos?

 

Es un disco que retoma un poco la dirección. El anterior a este era muy negativo, este trabajo es igual de negativo pero con más esperanza, ese es el hilo conductor va ‘hacia la luz’.

 

¿Qué sensaciones os habéis llevado de Salamanca cuando habéis tocado aquí?

 

Pues es una de esas cosas que siempre te apetece hacer. Salamanca es uno de esos sitios que apetece. Tanto por el concierto y el público como porque siempre nos lo hemos pasado muy bien en Salamanca, es un sitio muy divertido. Con el tiempo también vas conociendo los bares y te das una vuelta, comes… De España podemos hacer un programa de estos como el de ‘España en la mochila’ la conocemos muy bien gracias a nuestra profesión. Salamanca es un sitio al que especialmente nos gusta ir.

 

Hace 20 años supongo que el ritmo de vida que llevabais era muy frenético, hoy muchos tenéis familia... ¿Se puede compatibilizar una estabilidad y una vida familiar con el mundo de la música?

 

Somos gente que cuando está en casa lo está veinticuatro horas. Es un ritmo de vida totalmente diferente, también depende de cada uno. Jose, nuestro batería, es un padrazo que pasa mucho más tiempo con sus hijas que cualquier padre normal, si existe un padre normal. Luego cada uno es libre también de hacer lo que quiera. Uno puede tocar e irse al hotel o salir hasta las 8 de la mañana . Realmente sí se puede compatibilizar pero claro, pero se nota  que el ritmo de vida es distinto porque entre semana vives pero luego nunca estamos en fin de semana.

 

¿Cómo son esas giras en furgoneta?

 

Pues cada uno en la furgoneta tiene ya su sitio, yo suelo llevar un libro, un cojín, algunos llevan su portátil y ven sus series... a veces hasta charlamos (risas) y yo suelo dormir bastante, tengo mucha suerte de poder dormir en los transportes. Como siempre decimos al venir por esta zona 'ancha es Castilla' en el sentido de que el paisaje es un poco monótono, pero nos gusta mucho viajar en furgoneta porque es parte de lo que supone dar un concierto.

 

Os ha tocado comenzar vuesta carrera musical en la década de los 90. Si pudiéseis elegir...


Yo si pudiese elegir una época sería la mía porque me gusta mucho. Creo que nos ha tocado vivir unos tiempos con muchos cambios y eso aporta un componente muy bonito. Pero los 60 y los 70 me han gustado siempre a mí mucho también, y los 50.

 

"Este trabajo es igual de negativo pero con más esperanza, ese es el hilo conductor va ‘hacia la luz’"

Las herramientas que te aporta internet son muy democráticas y acercan vuestra música a mucha más gente pero también nos encontramos con la doble vertiente de los abusos como las descargas ilegales, qué pesa más en la balanza?

 

A nivel mundial nos acerca, por ejemplo, mucha más gente entra a nuestra web, sobre todo gente de Mexico, entra más gente de Mexico que de España, también de Perú, Colombia… en ese sentido hace posible algo que antes era muy difícil. Profundiza menos en todo, en la música, las películas, los libros… todo es más llamativo y por lo tanto también más efímero. Pero para mí pesa más lo positivo. Lo negativo está ahí pero nosotros siempre intentamos potenciar más lo positivo de internet y todo lo relativo a estar ahí.

 

Háblanos del panorama actual, está todo inventado o todavía hay algún grupo que os pueda sorprender.

 

Todavía salen cosas muy buenas. Puede que al pop le haya pasado un poco como a lo que hablamos de internet. Pasa  un poco lo mismo que lo que hablamos de internet, al haber tantas propuestas lo que triunfa puede ser a veces lo más fácil, obvio, pero siempre hay cosas que destacan. A mí personalmente, por ejemplo el último disco de ‘El columpio asesino’ me parece muy bueno. ‘Triángulo de amor Bizarro’ un grupo que también me gusta mucho ‘Tortel’ me encanta y también ‘Antiguo Régimen’ Siempre hay cosas.

 

Si en el día de hoy decidís poner punto final a vuestra carrera ¿Qué grupo sería un digno sucesor de ‘La Habitación Roja’?

 

Pues… quizás… aunque sean más famosos, Lori Meyers tienen canciones muy buenas que nos gustan mucho.

 

"Siempre nos lo hemos pasado muy bien en Salamanca, es un sitio muy divertido. Con el tiempo también vas conociendo los bares"

Siempre os habéis posicionado políticamente sin tapujos...

 

Creo que de alguna manera si hay algo que consigue que este grupo llegue a la gente es que somos gente sincera, cercana, y con inquietudes y eso siempre es bueno. Posicionarse es bueno y también necesario.

 

 

Háblanos un poco de tus proyectos en paralelo a La Habitación Roja.

 

Pues estoy tocando bastante y ahora a grabar un disco. Con Los Tapes tengo un concierto muy interesante en Barcelona en septiembre, este es nuestro primer disco. Tenemos cosas, por estar fuera, pendientes pero movernos nos movemos.

 

¿Cuál es esa canción que siempre os piden?

 

Afortunadamente va cambiando, a veces hasta me sorprendo de volver a hacer canciones que ni recuerdo ya que existen, no nos piden ninguna canción en especial, cada uno tiene su favorita. Nos gusta mucho cuando por ejemplo nos piden una cara b que nunca hemos tocado o algo así.