La Guardia Civil salva a un hombre de 82 años de morir arrasado por las llamas en Morille

El hombre estaba realizando una quema controlada de rastrojos pero el fuego se descontroló y el herido estaba en mitad del foco con un golpe en la cabeza y heridas en cara y cuero cabelludo.

Agentes de la Guardia Civil del puesto de San Pedro de Rozados (Salamanca) han salvado la vida a un hombre de 82 años como consecuencia de un incendio que ha tenido lugar en el paraje Cuesta Prieta del término municipal de Morille.
 
 
Además, los agentes de le Benemérita, alertados por el humo, acudieron el lugar de los hechos y allí localizaron en el suelo en medio del fuego a un varón adulto que presentaba una herida en la cabeza y quemaduras en la cara y el cuero cabelludo.
 
 
Al parecer, y según han confirmado los Bomberos de la Diputación, el herido estaba realizando una quema controlado de rastrojos en una de sus fincas, pero perdió el control de las llamas y sufrió quemaduras en la cara y otras partes del cuerpo.
 
 
Además, el fuego arrasó una hectárea de pasto y matorral, en un suceso que tuvo lugar en torno a las 13.00 horas de este 2 de marzo en Morille; los Bomberos estuvieron 30 minutos en el lugar de los hechos para sofocar las llamas.
 
 
 
 
La víctima es un hombre de 82 años, A. B. B. y natural de la localidad en la que se produjo el mencionado fuego.
 
 
Hasta el lugar de los hechos se trasladaron los bomberos de la diputación de Salamanca y equipos sanitarios, siendo traslado el herido hasta el hospital clínico de Salamanca para ser tratado de todas sus heridas.