La Guardia Civil inspecciona el terreno a la espera de la autopsia para conocer como murió la niña de Huelva

La Guardia Civil estaba realizando desde primera hora de la mañana una inspección ocular del terreno para avanzar en la investigación y conocer más detalles de la muerte de la niña de 16 meses, natural de La Palma del Condado (Huelva), que había sido secuestrada por Jonathan Moya González, informaron a Europa Press en fuentes de la Benemérita.
MADRID, 28 (EUROPA PRESS)



Los agentes que están investigando el caso, están también pendientes del resultado de la autopsia que esta mañana se le estaba practicando a la niña en el Instituto de Medicina Legal (IML), toda vez que ayer, durante el interrogatorio a Moya González, éste no confesó ni las circunstancias, ni el día en la que la niña había sido presuntamente asesinada.

Tampoco aclaró a los agentes el móvil que le había llevado a raptar y presuntamente a acabar con su vida. El cadáver de la niña fue localizado anoche en una balsa de riego ubicada a 500 metros de donde se produjo la detención de Moya González, en un cortijo propiedad de su familia.

Durante su toma de declaración Moya confesó el secuestro y reveló a la Guardia Civil donde se encontraba el cuerpo sin vida de la menor. No obstante, según las fuentes consultadas por Europa Press, no confesó cómo se había producido la muerte de la niña.

La Guardia Civil ha detenido también en relación con este caso a Raúl R.F., de 25 años, veciño de Fiñana (Almería) y amigo del principal sospechoso.