La Guardia Civil imputa a siete personas por estafar 22.000 euros por Internet

La investigación se inició en abril como consecuencia de una denuncia interpuesta en dependencias de la Guardia Civil de Calzada de Valdunciel
La Guardia Civil ha imputado a siete individuos en varias provincias de la geografía nacional como presuntos autores de un supuesto delito de estafa de 22.050 euros a través de internet en la modalidad conocida como 'phising'.

Estas actividades delictivas se han cometido mediante el uso de un tipo de ingeniería social caracterizado por intentar adquirir información confidencial de forma fraudulenta (como puede ser una contraseña o información detallada sobre tarjetas de crédito u otra información bancaria).

En estos casos, el estafador se hace pasar por una persona o empresa de confianza en una aparente comunicación oficial electrónica, por lo común un correo electrónico, o algún sistema de mensajería instantánea o incluso utilizando también llamadas telefónicas y accede a datos personales.

Según informaron fuentes de la Benemérita, esta investigación se inició el pasado mes de abril como consecuencia de una denuncia interpuesta en dependencias del Puesto de la Guardia Civil de Calzada de Valdunciel (Salamanca), donde la víctima, vecina de la capital salmantina, denunció varias transferencias bancarias no consentidas y sin autorización a través de Internet desde sus números de cuenta a otros números de cuenta desconocidos, realizándose estas transferencias mediante el uso fraudulento de las claves de acceso bancarias de la víctima.

En la Operación, conocida como 'Ovillo', han colaborado para la localización e imputación de los presuntos autores distintas unidades de la Guardia Civil en varias provincias tales como Las Palmas de Gran Canarias, Barcelona, Madrid, Alicante y Cádiz.

Los imputados han sido B.M.S, residente en Sabadell (Barcelona); F.L.G, natural de Barcelona y residente en Vilanova i La Geltrú (Barcelona); L.H.R, de Las Palmas de Gran Canaria; F.D.G, natural de Barcelona y residente en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz); C.C.M, natural de Palma de Mallorca y residente en Alicante; y F.M.F. y M.P.V, de Madrid. A varios de los imputados le constan diversos antecedentes por hechos similares.