La Guardia Civil halla animales "muertos, desnutridos e infectados de moscas" en un vehículo

Seprona detail

El detenido, de 55 años, y vecino de Cáceres, había encerrado en su casa y en su propio vehículo a varios animales, en unas condiciones lamentables.

Agentes de la Policía Nacional, junto a agentes de la Unidad de Protección de Medio Ambiente de la Policía Local de Cáceres han detenido en Cáceres al hombre en cuyo vehículo y domicilio de Cáceres se encontraron varios animales muertos y desnutridos.

 

El ahora detenido, de 55 años, está acusado de un delito continuado de maltrato animal, según informa la Policía Nacional en nota de prensa.

 

Fue el pasado día 19 de julio, sobre las 15,00 horas, cuando agentes de ambos Cuerpos de Seguridad fueron alertados por un ciudadano de que en la Calle Cuesta de la Reina de la citada localidad, frente al número 4, había una furgoneta estacionada, "totalmente cerrada, que desprendía un fuerte olor a descomposición y en cuyo interior se encontraban dos perros ladrando desesperadamente y con síntomas de estar sucios y desnutridos".

 

Ante este aviso, los agentes de la Unidad de Protección de Medio Ambiente de la Policía Local de Cáceres abrieron el vehículo y, tras rescatar a los dos animales, descubrieron dos zorros comunes muertos, uno en la zona de carga enterrado entre basura y el otro con fauna cadavérica en el hueco existente entre el asiento del copiloto y la puerta delantera derecha, por todo lo cual procedieron a trasladar el vehículo al depósito municipal, señala la Policía Nacional.

 

Mientras tanto, agentes de la Policía Nacional, junto a otros funcionarios de Policía Local, procedieron a identificar al propietario del vehículo, quien al llegar al lugar les manifestó que los animales muertos los había recogido en la carretera.

 

Ante las manifestaciones de los vecinos, que afirmaban percibir fuerte olores a descomposición procedentes del interior del domicilio de esta persona, justo enfrente de donde se encontraba estacionado el vehículo, se solicitó permiso a ésta para entrar y comprobar si en éste pudiera haber también algún animal muerto.

 

El hombre se negó a que los policías entraran "arrojando un perro muerto a la vía pública y cerrando la puerta de la casa, sin atender a los requerimientos de los agentes", explica.

 

Continuando con las gestiones, se solicitó un informe facultativo a una clínica veterinaria, para los efectos de conocer el estado de salud en el que se encontraban los canes hallados en el vehículo y la posible causa de muerte del otro can hallado en el interior del domicilio.

 

En dicho informe se daba cuenta de que los animales presentaban una "severa deshidratación debido al encierro forzoso en el vehículo", además "estaban infectados de moscas, mostraban caquexia, estaban atemorizados y se negaban al contacto con los seres humanos, probablemente por el tipo de vida aislada que llevaban" y que, posiblemente, la causa de la muerte del otro perro había sido por inanición.

 

Por todo ello, y entendiendo que Eexistían indicios sobradamente racionales de que la persona identificada era responsable de un delito de maltrato animal", se solicitó del juzgado de instrucción en funciones de guardia autorización de entrada en el domicilio mencionado, a los efectos de comprobar si pudiera haber otros animales vivos o muertos y proceder a la detención del responsable de los hechos.

 

Dicha entrada se llevó a cabo a las 17,30 horas de este pasado jueves por funcionarios Brigada de Policía Judicial de la Policía Nacional y la Unidad de Protección de Medio ambiente de la Policía Local de Cáceres, ante la presencia de dos testigos, ya que el propietario no se encontraba en el lugar, donde no encontraron "nada de interés".

 

Poco después, sobre las 20,05 horas, el sospechoso fue localizado en la Calle General Margallo de Cáceres, dónde fue detenido y trasladado hasta dependencias de la Policía nacional para la tramitación de las correspondientes diligencias.

 

Durante la noche, el detenido, un varón de 55 años de edad, fue trasladado hasta el Hospital Virgen de Guadalupe, donde ingresó en la Unidad de Psiquiatría, y este viernes será oído en declaración por la autoridad judicial.

Comentarios

ABULENSE. 22/07/2016 22:37 #1
UNA PENA QUE EXISTA GENTE CON ESA CONCIENCIA.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: