La Guardia Civil halla 101 kilos de explosivos y detonadores de ETA

En una lonja de Villabona. También encontraron una pistola con cargadores y balas y cámaras de vídeo, así como numerosa munición destinada con toda probabilidad a cometer nuevos atentados
Europa Press / MADRID
El registro llevado a cabo por la Guardia Civil en una lonja relacionada con los tres detenidos ayer en Guipúzcoa por formar un comando de legales de ETA –no fichados– se saldó con la incautación de un total de 101 kilos de explosivos repartidos entre 85 kilos de nitrato amónico, 15 de polvo de aluminio, un kilo de pentrita.

También se encontraron un cordón detonante, diez detonadores, dispositivos de iniciación y cámaras de vídeo, así como una pistola con cargadores y munición, informaron fuentes de la lucha antiterrorista.

La citada lonja también contaban con un coche, modelo Renault 19 blanco procedente de un robo perpetrado en 2001. El lugar estaba situado en el barrio de Arroa en la localidad guipuzcoana de Villabona en la que han sido arrestados hoy los hermanos Jesús María y Juan Carlos Besance Zugasti.

De hecho el garaje donde estaba almacenado este material pertenecía al segundo de ellos, precisaron las mismas fuentes. Ambos colaboraron con el presunto cabecilla del comando, denominado Imanol, Javier Atristaín Gorosabel, alias Golfo, quien cumplía ordenes del también etarra Ibai Beobide –detenido el pasado 13 de febrero– de formar un comando de legales en la provincia de Guipúzcoa.

Los planes de Beobide eran conformar una red de comando de legales en distintos puntos del País Vasco tal y como le había ordenado el último gran jefe de ETA, Mikel Carrera Sarobe, alias Ata.

Precisamente este material hallado ahora ha sido la razón por la que se ha desencadenado la operación. La necesidad de localizar el depósito de explosivos de ETA ante el riesgo que supone para la seguridad colectiva de las personas, ha precipitado la operación contraterrorista y la detención de los tres presuntos miembros del comando de ETA, según ha admitido esta mañana el Ministerio del Interior por medio de un comunicado.
“Sin complejo Donosti”
Así, el ministerio de Interior aseguró que con las detenciones ayer en Guipúzcoa de tres miembros legales de ETA –no fichados por la Policía– se ha desbaratado el intento de la banda de recomponer el histórico complejo Donosti. Junto a Javier Atristain, alias Golfo en Usurbil, han sido detenidos en Villabona los hermanos Juan Carlos y Jesús María Besance Zugasti.

En concreto, Juan Carlos y Jesús María han sido detenidos en el barrio de Oriamendi en la localidad guipuzcoana de Villabona. Juan Carlos, de 40 años y Jesús María de 35 se les acusa de haber colaborado con Golfo en su tarea de liderar el talde de legales Imanol, siguiendo las órdenes de Ibai Beobide.

En concreto, se investiga la posibilidad de que estos dos hermanos hubiesen prestado a Atristáin un local de su propiedad para el almacenamiento de materiales para la fabricación de explosivos, precisaron las mismas fuentes a Europa Press. Esos materiales, habían sido entregados previamente por Beobide a Golfo. Con esta operación, la Guardia Civil considera desmantelado el complejo Donosti que la banda terrorista pretendía instalar en Guipúzcoa.