La Guardia Civil destruye 32 bombas de extinción y 32 cartuchos de dinamita en la provincia de Burgos

Cartuchos de dinamita y mecha
Efectivos de la Guardia Civil ha destruido 32 bombas de extinción y 32 cartuchos de dinamita hallados en distintos puntos de la provincia de Burgos, según han informado a Europa Press fuentes del Instituto Armado.
BURGOS, 9 (EUROPA PRESS)



En concreto, efectivos del Equipo de Desactivación de Explosivos (EDEX) de la 12 Zona de la Guardia Civil con sede en Burgos procedieron a la destrucción, durante esta semana, de 32 bombas Beaextin, destinadas a la extinción controlada de incendios.

Una persona comunicaba a la Guardia Civil el hallazgo de 32 de estos artefactos, en una localidad de la comarca del Arlanza, almacenados en un depósito al efecto.

Los especialistas se trasladaron al lugar, comprobaron que la fecha de caducidad ya había vencido y, una vez asegurada la zona, procedieron al traslado de los recipientes hasta un paraje aislado donde fueron destruidos de manera controlada.

El uso de este tipo de bombas está fundamentalmente dirigido a profesionales del sector. Cada artefacto contiene una pequeña carga explosiva y dos metros de mecha pirotécnica, unido a un recipiente que contiene agua y una solución retardante del fuego. Cuando se produce un incendio, las llamas encienden la mecha, explosionando seguidamente la carga, de manera que el contenido se esparce en un radio de 10 a 15 metros.

DINAMITA DE LOS AÑOS 60

Por otro lado, en un pueblo de La Ribera, una persona comunicaba a la Guardia Civil, la aparición de lo que parecía material explosivo, mientras realizaba tareas de limpieza en una despensa del domicilio.

El especial estado del material encontrado, 30 cartuchos de dinamita y 50 metros de mecha lenta, obligó a extremar las precauciones, con el traslado del explosivo bajo las reglamentarias medidas de seguridad hasta un lugar seguro donde fue destruido.

El material, cuya fecha de fabricación data de los años 60, pudo ser almacenado por un familiar del alertante, que años atrás trabajó en el sector minero.

La Guardia Civil ha recordado que, ante la aparición de este u otros tipos de munición y/o artefactos o material explosivo, deben abstenerse de desplazar, modificar o manipular los mismos, debido a las especiales características de estos hallazgos, ya de por sí inestables, debiendo limitarse la actuación de la Benemérita y a comunicar su avistamiento a la Guardia Civil-062 o Emergencias-112.