La Guardia Civil despliega un dispositivo de Seguridad por los desbordamientos en la provincia de Burgos

Salas de los Infantes

Rescatada una mujer que había quedado atrapada en su vehículo por la crecida del río Ciruelos en Salas de los Infantes.

La Guardia Civil ha informado que mantiene activo, desde primeras horas de la mañana de ayer, un dispositivo de seguridad en la comarca de La Demanda, ante la paulatina crecida de diferentes ríos en el entorno de Salas de los Infantes, que han creado problemas en la circulación vial y en el acceso a determinadas localidades y a los servicios.

  

A las 20.00 horas de este viernes, según han informado fuentes de la Benemérita en un comunicado, se encuentran desplegadas en la zona tres patrullas de Seguridad Ciudadana procedentes de Huerta del Rey, Salas de los Infantes y Quintanar de la Sierra y otras dos del Subsector de Tráfico de Burgos y Aranda de Duero.

  

En colaboración con Cruz Roja y Bomberos de la zona se han atendido diversas vicisitudes, desde vecinos que habían quedado atrapados en su vivienda por la crecida de los ríos. Asimismo, se ha colaborado en el acceso al Centro de Aspanias para hacer llegar la cena a los residentes y que los trabajadores pudieran salir.

  

Entre los servicios más relevantes realizados hasta el momento destaca el auxilio a una mujer, una profesora del Colegio Público de Salas de los Infantes que quedaba atrapada dentro de su vehículo, ante la crecida del río Ciruelos, a la salida de la localidad salense, en el tramo viejo de la carretera N-234.

  

El vehículo se paró y comenzó a entrar agua en el habitáculo, sin que la ocupante pudiera salir por riesgo de ser arrastrada. Una patrulla se personó en el lugar, donde la altura del agua dificultaba el acceso, por lo que solicitó la colaboración de un camionero, que con su vehículo pesado, desde mayor altura, pudo aproximarse y extraer a la mujer del interior a las 17.45 horas. Se encuentra en buen estado, "aunque muy nerviosa" y con leves síntomas de hipotermia.

  

Esta vía permanece cortada debido a la crecida del río Ciruelos en Salas, mientras que, a su paso por Rabanera del Pinar hay un carril cortado por desbordamiento del río Lobos.

  

Se encuentra cortada también la BU-V-8225 en el acceso a Vilviestre del Pinar y la BU-V-8202 en su acceso a Vizcaínos, a causa, respectivamente, de los desbordamientos de los ríos Arlanza y Pedroso.

  

La CL-117 en Canicosa de la Sierra y en la misma carretera entre Castrillo de la Reina y Palacios de la Sierra permanecen también cortada, por causa de un arroyo en la primera población y por desbordamiento del río Ciruelos entre las otras dos localidades.

Noticias relacionadas