La Guardia Civil concluye los registros tras el hallazgo del segundo bebé congelado en una casa de Pilas (Sevilla)

Agentes del equipo de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Sevilla han concluido por hoy los registros en fincas propiedad de la familia de la mujer en cuya vivienda de la localidad de Pilas han sido hallados en el último mes dos bebés muertos y escondidos en sendos congeladores, registros que han finalizado sin novedad y que se han efectuado "para descartar" la posible existencia de otros bebés fallecidos y escondidos.
PILAS (SEVILLA), 27 (EUROPA PRESS)

Agentes del equipo de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Sevilla han concluido por hoy los registros en fincas propiedad de la familia de la mujer en cuya vivienda de la localidad de Pilas han sido hallados en el último mes dos bebés muertos y escondidos en sendos congeladores, registros que han finalizado sin novedad y que se han efectuado "para descartar" la posible existencia de otros bebés fallecidos y escondidos.

En este sentido, fuentes de la Guardia Civil han informado a Europa Press de que, en la tarde de este martes, los agentes de la Policía Judicial han dado por concluidos sin novedad alguna los registros, que se han desarrollado en presencia de la mujer y que, no obstante, continuarán este mismo miércoles.

Los registros comenzaron en torno a las 17,30 horas en una finca de la localidad, y en el mismo participó la propietaria de la vivienda donde han sido hallados los dos recién nacidos, quien fue trasladada hasta la localidad desde la cárcel de mujeres donde se encuentra interna por un delito de asesinato con alevosía en relación al bebé hallado el pasado día 9 de noviembre.

Los registros se han efectuado después de que se haya llevado a cabo este mismo martes una reconstrucción de los hechos en la casa donde fueron encontrados, en dos congeladores distintos, los dos bebés, ubicada en la calle Beatriz Cabrera del municipio pileño.

Las fuentes han subrayado que los registros de estas fincas no se han llevado a cabo porque existan indicios de la posible existencia de otros bebés fallecidos, sino "para descartar cualquier posibilidad" después de que este martes se haya localizado un segundo recién nacido en un congelador, en similares circunstancias al que fue hallado el pasado día 9 de noviembre.