La gestora de la Cámara mantiene cerrado el CIG 11 meses después y echa por tierra sus buenos resultados anteriores

Detalle de la sala de catas del Centro de Innovación Gastronómica (Foto: Pyme)

Once meses después de la incomprensible decisión de la gestora de la Cámara de Comercio de cerrar la Casa de la Tierra o Centro de Innovación Gastronómica y despedir a su personal, el centro continúa cerrado y sin visos de recuperar una actividad que, en su último año abierto, 2015, recibió más de 1.200 visitas profesionales y organizó una trientena de actividades con gran proyección mediática.

La errática labor directiva de la gestora nombrada por la Junta de Castilla y León al frente de la Cámara de Comercio de Salamanca lleva camino de desandar gran parte de lo avanzado en el pasado. Once meses después de decretar el cierre de la 'Casa de la Tierra' o Centro de Innovación Gastronómica (CIG), despidiendo a su personal y paralizando su actividad, no se ha dado ni un solo paso adelante en la definición de un nuevo modelo u objetivos para un centro que en su día marcó un hito en la innovación y estrategia para la promoción del sector gastronómico en la ciudad.

 

El Centro de Innovación Gastronómica “Casa de la Tierra” tuvo una actividad intensa durante el año 2.015. Se llevaron adelante 29 acciones a lo largo del año, con más de 1.200 visitas profesionales, y se convirtió en referencia en numerosos medios de comunicación nacionales e internacionales.

 

La última actividad conocida fue el 23 de diciembre de 2.015, donde se presentó Valdenoguera, una nueva marca vinícola salmantina perteneciente a la Indicación Geográfica Protegida Vinos de la Tierra de Castilla y León , presentación que fue apoyado por Chez Víctor, uno de los gastrónomos con más prestigio y trayectoria de Salamanca (primer Estrella Michelín en Castilla y León), gracias a la invitación cursada por la responsable del Centro. No era la primera presentación del sector vitivinícola (de tanta importancia en la economía de Castilla y León), previamente se habían realizado en sus instalaciones las presentaciones de vinos de Denominaciones de Origen como Ribera del Duero, Toro o Cigales.

 

Incomprensiblemente, ese mismo mes la Gestora decidió no continuar con el proyecto por no hacerse cargo de los costes de tener abierto el Centro, fundamentalmente electricidad, calefacción y limpieza, así como del salario de la responsable del Centro. 

 

Esta decisión fue simultánea a la del cierre del Coworking,, también decretada por la Gestora, que fue duramente criticada por los emprendedores porque se cerraban dos edificios de la sede de Plaza de Sexmeros (CIG y Tierra Coworking), pero se mantuvo abierta para sus reuniones la zona histórica de la Cámara que, salvo excepciones puntuales, ha venido usándose exclusivamente por la gestora para sus reuniones internas.

 

REPERCUSIONES PARA EL SECTOR GASTRONÓMICO DE SALAMANCA

 

Debido al cierre del Punto de Información Gastronómica que tenía el Centro, se ha privado de información especializada de la provincia a más de 2.000 personas (número de visitantes registrados en sus actividades a lo largo de 2015) e impedido visitar el itinerario didáctico del centro, compuesto de tres pisos.

 

Teniendo en cuenta que el 60% de estas visitas eran profesionales, se ha privado a cerca de 1.200 empresas de distintos sectores (restauradores, vitivinícolas, cárnico, turismo de incentivo, fabricantes de maquinaria de hostelería, etc)  de la ayuda que suponen las presentaciones, jornadas y ponencias desarrolladas en el Centro de Innovación, puntero en cuanto a medios y opciones para la promoción y el marketing en esos sectores.

 

Del mismo modo, con el cierre se canceló el servicio de desarrollo empresarial que suponían las más de 10 horas semanales a las que se dedicaba el Centro con consultorías gastronómicas gratuitas para las empresas locales.

 

 

Con la actuación unilateral de la Gestora, la proyección internacional del centro se difuminó, perdiendo la oportunidad de que diplomáticos y personalidades del mundo de la empresa y de la sociedad visitaran Salamanca y  el Centro de Innovación Gastronómica. Así lo hicieron en su día el embajador de la República Dominicana, el Embajador de Ecuador, el Consejero de la Embajada de Estados Unidos, el Consejero Económico de la Embajada Belga, el Presidente de CEPYME, Antonio Garamendi, altos cargos de la Junta de Castilla y León, el  Secretario de Organización del PSOE Óscar López, los candidatos de Ciudadanos al Ayuntamiento de Salamanca y a las Cortes de Castilla y León o el candidato de Vox Alejo Vidal-Quadras, entre otros, según rezan las memorias informativas del centro.

 

CONSECUENCIAS DEL CIERRE DEL CIG

 

Según las fuentes consultadas, el cierre del Centro de Innovación Gastronómica “Casa de la Tierra”, contraviene la normativa europea de Fondos Públicos e implica una posible devolución de fondos al FEDER por un importe cercano al medio millón de euros, correspondientes a la subvención concedida, cuestión que la Gestora parece no haber valorado con su decisión de cierre inmediato.

 

El Centro se abrió en febrero de 2.014 y era el único en España de estas características y como tal fue financiado con cargo al programa Plataformas Territoriales de Desarrollo Empresarial del Consejo Superior de Cámaras, con el apoyo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). Fondos que obligaban al desarrollo permanente de la actividad durante los siguientes cinco años a su puesta en marcha, de acuerdo con el proyecto presentado. 

 

A pesar de este grave incumplimiento, que podría poner en riesgo la viabilidad de la Cámara de Comercio en caso de sanción europea, el Presidente de la Gestora, José María Casas, decidió continuar con la decisión de mantener cerrado el Centro de Innovación Gatronómica. A día de hoy se desconoce si tiene la autorización expresa de la Dirección General de Comercio para mantener esta irregularidad, sabiendo que podría suponer un grave quebranto a las cuentas de la entidad cameral.