La gestión del Multiusos y un contrato de señalización, caducados desde hace meses ante la inacción municipal

El concejal de Fomento y Urbanismo, Carlos García Carbayo.

El contrato de gestión del Multiusos Sánchez Paraíso está caducado desde julio y el de señalización, desde mayo. Ninguno ha ido a comisión todavía para renovarlos. La oposición exige actuar ya y revisar los que van a expirar o tienen que firmar prórroga.

La gestión de los contratos del Ayuntamiento de Salamanca acumula un buen número de deberes pendientes que el actual equipo de Gobierno no remató en la anterior legislatura y que amenazan con generar un problema. El motivo, que al menos dos contratos importantes están caducados desde hace meses sin que el equipo de Fernández Mañueco haya logrado reconducir la situación y que otros muchos están cerca de su finalización o de la fecha en la que hay que decidir una prórroga.

 

Los casos más flagrantes son los del Multiusos Sánchez Paraíso y el contrato de la señalización de las calles. Ambos están totalmente caducados, hace meses que agotaron todo tipo de prórrogas y que están en una situación totalmente excepcional. Afectan a una instalación tan importante como el multiusos y a un servicio necesario para el tráfico en la ciudad, que además tiene un elevado coste.

 

El problema es que están caducados desde el verano o antes y nada se ha hecho. El contrato de gestión del multiusos se adjudicó de manera provisional el 31 de octubre de 2014 por un período máximo de 5 meses, con una prórroga de no más de tres meses. Se hizo así tras romper el contrato con la anterior concesionaria y, según el pliego firmado en octubre, por el tiempo estrictamente necesario para licitar un nuevo contrato. Casi un año después de aquello el nuevo pliego de condiciones no ha llegado a ninguna comisión y, de camino, ha superado todos los plazos marcados sin que el equipo de Gobierno, el mismo que tomó la decisión, haya hecho ningún avance.

 

Lo mismo ha ocurrido con el contrato de señalización de tráfico para la ciudad. Esta fue una de las primeras concesiones de servicios con las que se hizo Aceinsa en Salamanca, pero ya está caducada y hay que renovarla. Se firmó el contrato el 11 de mayo de 2011 por un período de dos años y una prórroga año a año por un máximo de dos. Lleva más de cinco meses caducado, tiempo en el que no se ha dado ni un solo paso para regularizar la situación de un servicio que se sigue pagando a la misma empresa, a razón según el contrato de cerca de 900.000 euros anuales

 

 

OPOSICIÓN Y CONTRATOS

 

No son los únicos, porque el de ayuda a domicilio, uno de los primeros que ha tratado la nueva corporación y que ahora está en trámites, llegó ya caducado. Motivo por el cual la oposición le ha exigido al concejal del área, Carlos García Carbayo, que ponga fin a lo que parece una falta de planificación a la hora de llevar al día la gestión de los contratos municipales. El equipo de Gobierno ha hecho llegar a los grupos de la oposición un listado con los contratos vigentes, entre los que están los que están caducados o próximos a hacerlo, y también aquellos sobre los que hay que decidir una prórroga.

 

La oposición, no obstante, quiere que el Ayuntamiento se ponga manos a la obra para regularizarlos, empezando por los más prioritarios, los que están vencidos o caducan a final de año. Y que se haga ya. Algo a lo que siempre se responde con un 'estamos trabajando'.

 

Sin embargo, la situación no es la de antes. Los grupos de la oposición están dispuestos a vigilar los procedimientos de concesión de nuevos contratos de servicios públicos como lo ha hecho con las obras y los suministros, donde van a aplicar un registro de proveedores y licitadores. Grupos como Ganemos consideran que es el momento de analizar si hay que recuperar algunos servicios para la gestión municipal, y el del Multiusos Sánchez Paraíso podría ser uno; dudas que también ha planteado el PSOE sobre la gestión de equipamientos deportivos.