La Gerencia de Salud pone en marcha la bolsa de empleo de Enfermería con 1.162 plazas

Para Castilla y León, el total de puestos asciende a 11.330 integrantes, creado conforme a un nuevo procedimiento
La Gerencia Regional de Salud pondrá en marcha las nuevas bolsas de empleo para enfermería, constituidas por 11.330 integrantes, y que se han creado conforme a un renovado procedimiento de selección que unifica y mejora la cobertura temporal de plazas en esta categoría, con independencia del tipo de trabajo o su ámbito de desempeño: gerencias de Atención Primaria, de Atención Especializada, de Área o de Emergencias Sanitarias.

Por áreas, el número de aspirantes admitidos es el siguiente: en Ávila, 700; en Burgos, 1.099; en León, 1.092; en El Bierzo, 535; en Palencia, 801; en Salamanca, 1.162; en Segovia, 552; en Soria, 287; en Valladolid Este, 1.507; en Valladolid Oeste, 1.555; en Zamora, 773; en Emergencias Sanitarias, 1.267. En total, los aspirantes admitidos en Castilla y León son 11.330.

Una de las novedades más destacadas con respecto a las bolsas anteriores es la posibilidad que han tenido los admitidos de solicitar todas las áreas para formar parte de la bolsa de empleo.

De esta manera, no ha existido límite a la hora de solicitar una o varias provincias, o una o todas las gerencias dentro de cada provincia, o incluso especificar las zonas o centros en los que querían inscribirse. Con anterioridad, los interesados solamente podían solicitar un área, lo que suponía una limitación importante en cuanto a las posibilidades de llamamiento.

Asimismo, considerando que existen puestos de trabajo que requieren una cierta experiencia y con el objeto de garantizar la máxima calidad de la asistencia sanitaria a los ciudadanos, Sacyl ha determinado que a la hora de efectuar llamamientos en las bolsas de empleo de enfermería se tendrá en cuenta la experiencia acreditada en determinados ámbitos, como son cuidados intensivos y/o reanimación, quirófanos, hemodiálisis, prematuros, urgencias hospitalarias y oncohematología.

Su acreditación dará lugar a un llamamiento preferente respecto a quienes no acrediten esta experiencia.

La entrada en vigor de las nuevas bolsas supone además que todos los procedimientos preexistentes queden sin efecto, de tal forma que existirá un único modelo para la cobertura temporal de plazas de enfermería.

Sin sanción por rechazar un llamamiento
Al mantenimiento de esos 11.330 integrantes de las diferentes listas contribuirá la modificación positiva para los trabajadores introducida en la nueva normativa desde el punto de vista del procedimiento sancionador. Mientras que antes, cuando un integrante de la bolsa rechazaba un llamamiento era excluido de la lista por un periodo de un año y, por lo tanto, resultaba indisponible por ese periodo, ahora la persona sancionada no es excluida de la lista, sino que ocupa el último puesto durante ese tiempo, pero siempre estaría disponible para un llamamiento si le correspondiera.

Destaca también en el nuevo procedimiento la introducción de uniformidad de los criterios de selección, sin diferenciar si se trata del acceso a plazas con carácter fijo o temporal.

Así, los procesos selectivos para el acceso a la condición de personal estatutario fijo establecían un baremo específico para estos procesos, y por otra parte, la normativa reguladora de las bolsas de empleo tenía en cuenta un baremo diferente para la selección de personal temporal.

Ahora, todos los integrantes de las bolsas de empleo de todas las categorías de personal estatutario son valorados conforme a baremos y puntuaciones establecidas en los procesos selectivos, para que el acceso al empleo temporal se lleve a cabo de acuerdo con un mayor refuerzo de los principios de igualdad, mérito, capacidad, libre concurrencia y publicidad.

Finalmente hay que destacar que, con el fin de mejorar la transparencia en la gestión de los llamamientos, se ha regulado y mejorado expresamente un sistema que tiene en cuenta la necesidad de conciliar los principios de mérito y capacidad con la necesaria eficacia y urgencia inherente a estos puestos de trabajo temporales.