La gallina Caponata contra Obama

El popular personaje se ha convertido en el protagonista de un vídeo de la campaña y eso no ha gustado en Barrio Sésamo
La campaña de Barack Obama tiene un nuevo problema. No se trata de la ocupación de Afganistán, ni la oleada de protestas contra sus embajadas en el mundo islámico, el nuevo, y muy peligroso, enemigo de Obama es la gallina Caponata.

El popular personaje se ha convertido en el protagonista de un vídeo de la campaña y eso no ha gustado en Barrio Sésamo. Los responsables de campaña de Barack Obama decidieron incluir al personaje infantil en un vídeo para la reelección del presidente, aunque no con mucho tino.

En el clip, distribuido este martes, se podía escuchar una voz en off que llamaba "delincuentes" a Bernie Madoff (responsable de la mayor estafa piramidal de la historia), Ken Lay (expresidente de Enron, culpable del mayor fraude financiero de la historia) y Dennis Kozlowski (condenado por apropiarse de fondos de la compañía Tyco). Tras esto, una imagen de la gallina Caponata. "La gallina Caponata es también una gran amenaza para nuestra economía", dice la voz, "no es Wall Street por lo que tiene que preocuparse Romney, si no por Barrio Sésamo", ironiza el vídeo.

ROMNEY SACÓ A PASEAR LA GALLINA

¿Y por qué la gallina Caponata en todo este enredo? porque sólo unos días antes, en el debate entre ambos candidatos, Rommey ya habló de ella. Durante su turno de palabra, el aspirante republicano se dirigió al moderador (del canal de televisión público estadounidense, PBS) y le dijo: "¿Qué es lo que podría recortar?. Lo siento Jim, pero pararé el subsidio a la PBS".

Tras la cara de poema que se le quedó al periodista de la PBS, Romney se intentó justificar añadiendo que le "gusta la PBS". "Me gusta, me encanta la gallina Caponata, de hecho me gustas tú también, Jim, pero no seguiré gastando dinero público en cosas para las que tenemos que pedir dinero a China", concluyó. Y ese fue el germen de la posterior respuesta del equipo de Obama en el ahora polémico vídeo.

Ahora, Sesame Workshop, la compañía que está detrás de Barrio Sésamo y todos sus productos, ha pedido formalmente a la campaña del presidente que retire el anuncio: "Somos una compañía sin ánimo de lucro que no apoya a candidatos ni a campañas políticas, por lo que pedimos que el anuncio sea retirado".

El equipo de Obama ha contraatacado alegando que lo han hecho "en respuesta a los contínuos ataques de Romney a la gallina Caponata", aunque, no obstante, la petición de Sesame Workshop "está siendo estudiada".