La Galería Adora Calvo expone 'Wayúu', la obra de fotografía y vídeo de Magdalena Correa

La autora ha viajado y convivido con la población indígena, a la que ha fotografiado y grabado en vídeo, materia prima que luego es "reelaborada y reinterpretada" desde su óptica personal y presentada a través de una exposición.

 

LA ARTISTA

  

Doctora en Fotografía (Universidad Politécnica de Cataluña, 2003) y licenciada en Bellas Artes (Universidad Católica de Chile, 1994), Magdalena Correa también se ha formado en pedagogía en Artes Plásticas (Universidad Metropolitana de Chile, 1989).

  

Además, ha desarrollado su carrera profesional como docente de Bellas Artes en la Escuela Elisenda (Barcelona) y Universidad Antonio de Nebrija (Madrid) y es investigadora sobre Fotografía y Vídeo (Fundación Universitaria Iberoamericana, Barcelona) y pertenece a la línea de investigación 'Aplicaciones a los Sistemas Audiovisuales y Multimedia' (Universidad Politécnica de Cataluña).

  

A ello se suma su labor como realizadora de cursos sobre Fotografía (Universidad San Sebastián, Chile), seminarios sobre 'Arte y Naturaleza' (Facultad de Bellas Artes de la Universidad Finis Térrae, Chile) y 'El Territorio objeto de Reflexión y Temática en el Arte de nuestros días' (Museo de Arte Contemporáneo de Santiago de Chile) y talleres como 'Tu paisaje urbano como proyecto artístico' (Escuela Universitaria TAI, Madrid).

La Galería Adora Calvo de Salamanca exhibe desde este sábado y hasta el 9 de abril 'Wayúu', una muestra de fotografías y vídeos de Magdalena Correa sobre la tierra de Guajira, la de la población indígena Wayúu ubicada entre Colombia y Venezuela.

  

Esta zona, que se encuentra "en situación de aislamiento, precariedad y olvido", es lejano "física y conceptualmente" de las mentes y la vida que allí se desarrolla está condicionada por unas circunstancias naturales y climatológicas "extremas".

  

La autora ha viajado y convivido con la población indígena, a la que ha fotografiado y grabado en vídeo, materia prima que luego es "reelaborada y reinterpretada" desde su óptica personal y presentada a través de una exposición "cuya intención es conseguir la sensibilización y reflexión del espectador sobre la vida humana que acontece en estos territorios de difícil y escaso acceso".

  

"A través de 'Wayúu', la autora da continuidad a sus proyectos anteriores y realiza una disección de los modos de vida de niños, mujeres y hombres que recorren largos caminos a pie, en burro o bicicleta para buscar agua, duras condiciones que no impiden a los habitantes de este pueblo sonreír, desarrollar su enorme creatividad y sus excentricidades afrontando cualquier dificultad desde un punto de vista sumamente lúdico y optimista", destaca la galería en una información remitida a Europa Press.

  

Se trata, de nuevo, de un espacio geográfico y humano "aislado y desconocido" que coexisten de manera habitual y real con la vida cotidiana pero no son objeto de preocupación. "Vivimos instalados en la comodidad y no necesitamos preocuparnos por su existencia y en muchos casos, dadas las dificultades para acceder a ellos, simplemente no figuran en los mapas".

 

PROYECTOS PREVIOS

  

Con este trabajo, Magdalena Correa da continuidad a proyectos previos como 'Bosques quemados' (1998-1999), desarrollado en territorios asolados por el fuego en Cataluña; 'El Museo' (2000-2002), proyecto que supuso una exploración fotográfica y de video sobre el edificio de la Academia de Bellas Artes de Santiago de Chile, Monumento Nacional que se encontraba en un estado deplorable y actualmente se ha convertido en el Museo de Arte Contemporáneo, o 'The World Trade Center' (2002-2004), que investigó el edificio de Pei and Partners emplazado en la zona de embarque y desembarco de cruceros y embarcaciones de pasaje del Puerto de Barcelona.

  

A estos se suman 'Austral' (2004-2006), realizado en la aislada y precaria XI Región de Aysén siguiendo la ruta de 'La Carretera Austral'; 'Gobi-Atacama' (2006-2008), donde la autora emplea la fotografía y el video para explorar los desiertos de China, Mongolia y Chile con el fin de desvelar el aislamiento, desconocimiento y monumentalidad de ambos y la relación del hombre con su hábitat; 'Níveo' (2009-2011), en 'Villa las Estrellas' (Bahía Fildes), el único pueblo de civiles que vive de manera permanente y estable en el Territorio Chileno Antártico, o 'La Rinconada' (2012-2014), municipio que se encuentra en el Distrito de Ananea (Puno, Perú) cuyos 40.000 habitantes viven de la extracción de una mina de oro situada en un antiguo glaciar.