La Fundación 'Salamanca Progreso' salva de la desaparición a la Escuela de Pilotos

Logra el control de la compañía con el 90% del accionariado al adquirir las participaciones a la Fundación Nido

La Fundación 'Salamanca Progreso' -participada al 50% por la Cámara de Comercio de Salamanca y Confaes- ha tomado el control de Adventia al adquirir al anterior socio mayoritario, Fundación Nido, sus acciones.

De este modo, la Fundación 'Salamanca Progreso' salva de una probable desaparición a la Escuela Nacional de Aeronáutica (ENA) con sede en la Base Aérea de Matacán por las graves dificultades económicas por las que venía pasando el máximo accionista anterior. "Es una apuesta por Salamanca que ha necesitado una negociación muy complicada con varios administradores concursales y que se cerró ayer mismo por la tarde", como ha asegurado el presidente de la Cámara de Comercio Juan Antonio Martín Mesonero en la presentación de la operación en un desayuno informativo con los medios de comunicación.

En esta operación, además, la Fundación 'Salamanca Progreso' ha contado con el total respaldo del Ministerio de Fomento y la Junta de Castilla y León, ya que el propio Martín Mesonero ha hecho hincapié en que "los principales actores implicados en este asunto como la ministra Ana Pastor, el consejero Tomás Villanueva, el alcalde de la ciudad Alfonso Fernández Mañueco y el coronel de la base Alejandro Monedero, han estado puntualmente informados".

De esta manera, el control de la compañía queda en manos de la Cámara de Comercio y Confaes con el 90% de las acciones, con el apoyo de socios tecnológicos como Senasa, Iberia y Air Europa, que se reparten el 10% restante.

Martín Mesonero ha subrayado que con esta operación el futuro del aeropuerto de Salamanca deja de estar comprometido, ya que en primer lugar "es el ejército el que lo sustenta y no depende exclusivamente de que haya o no vuelos comerciales. En la Base Aérea trabajan actualmente más de 700 trabajadores del ejército. Además, a esto se suma que una empresa pública como Senasa ha apostado por dejar en Salamanca su centro de mantenimiento". De esta forma se ha asegurado el futuro de las más de 60 familias que actualmente viven de la Escuela de Pilotos.

Un proyecto para que la escuela "se desarrolle y avance"

Además, la intención de la Fundación 'Salamanca Progreso' es poner la Escuela Nacional de Aeronáutica en "velocidad de crucero. No queremos que se quede como está, sino que se desarrolle y avance", aseguró. Para ello cuentan con el apoyo "al 120%" de la Universidad de Salamanca, cuyo rector se ha comprometido a apoyar el proyecto en todo lo que esté en su mano, además de continuar con el Grado como hasta ahora.

La Escuela de Aeronáutica tiene actualmente 140 alumnos y son ya más de 600 los pilotos que han salido de sus aulas. De hecho, la escuela salmantina "es una referencia a nivel europeo y una de las 10 más importantes del mundo. Esta escuela estaba en Salamanca y aquí tenía que seguir", ha añadido el presidente de la Cámara de Comercio.