La Fundación del Patrimonio Histórico lleva a los socios de su club de amigos a Oña y Poza de la Sal

La Fundación del Patrimonio Histórico (FPH) ha organizado un viaje mañana sábado, 3 de noviembre, a Oña para los socios de su Tarjeta de Amigos del Patrimonio, dentro de su programa de turismo cultural 2012.
BURGOS, 2 (EUROPA PRESS)

La Fundación del Patrimonio Histórico (FPH) ha organizado un viaje mañana sábado, 3 de noviembre, a Oña para los socios de su Tarjeta de Amigos del Patrimonio, dentro de su programa de turismo cultural 2012.

Según han informado fuentes de la FPH en un comunicado recogido por Europa Press, alrededor de 140 Amigos del Patrimonio visitarán 'Monacatus' el día previo a su clausura. Además de recorrer la exposición y el monasterio benedictino de San Salvador, que celebra su milenario, tendrán ocasión de visitar Poza de la Sal, donde la Fundación del Patrimonio Histórico rehabilitó su castillo.

Desde el año 2000, la Fundación ha organizado medio centenar de viajes como éste a diversos puntos de todas las provincias de la región con la intención de contribuir a que la sociedad castellana y leonesa conozca su identidad cultural.

La Tarjeta de Amigos del Patrimonio es una iniciativa que facilita el mecenazgo de los ciudadanos, a través de su apoyo a la labor de restauración, conservación y difusión de nuestro legado cultural, que lleva a cabo la Fundación del Patrimonio Histórico.

Los 3.000 titulares de esta tarjeta aportan un mínimo de 30 euros cada año como contribución al trabajo que desarrolla la Fundación y obtienen una serie de ventajas y descuentos que ofrecen las 265 entidades, empresas e instituciones que colaboran con esta iniciativa.

Además, se ofrecen a los Amigos viajes organizados de turismo cultural, la suscripción a la revista 'Patrimonio', editada por la Fundación, los ciclos de conciertos en lugares históricos 'Las Piedras Cantan', descuentos del 30 por ciento en las publicaciones de la Fundación y del 50 por ciento en la inscripción de los simposios internacionales que organiza cada año, y una fiesta anual, con la que la Fundación rinde homenaje a los que constituyen su base social.