La fuente de la Alamedilla vuelve a tener agua después de dos meses y medio

Instaladas las piezas que fueron robadas en febrero y que han tenido fuera de servicio la fuente lúdica del parque.

La fuente de La Alamedilla ha vuelto a funcionar después de dos meses y vedio inutilizada. Ha sido durante el día de hoy cuando de los chorros ha vuelto a manar agua, devolviendo el sentido a una fuente que ha estado seca todo este tiempo por culpa de un robo y de la tardanza en reponer las precias que se llevaron los ladrones.

 

La fuente, uno de los elementos más llamativos del parque tras su reciente reforma, sufrió el día 24 de febrero el robo de diez de sus elementos. Se trataba de piezas que, además de generar los chorros, proyectan una luz que los ilumina y que habían convertido al lugar en un punto de gran afluencia. Tras el robo, la fuente estuvo clausurada con vallas durante varias semanas y fuera de servicio, y fue reabierta después en precario: se le pusieron unas tapas donde tenían que ir las piezas.

 

 

 

El motivo, que no había llegado el repuesto de estos elementos, que según ha explicado el Ayuntamiento tenían un elevado coste: unos 8.000 euros en conjunto. Ahora ya se han instalado y se ha podido volver la fuente a la actividad. Todo, después de dos meses y medio de espera.